HOWTO: make new revolutions II

Decíamos ayer… 

“Así que quizá ha llegado la hora de reflexionar más a fondo sobre el “nuevo orden” que se está imponiendo en Internet: “el código es la ley del ciberespacio, quien controla el código controla los contenidos y los límites expresivos“, y quizá de combatirlo con sus propias armas. Porque como bien dice José Luis Sampedro: “La ciencia está en manos del dinero. Pero las creaciones científicas se hacen con un propósito y luego tienen otras consecuencias. Internet ha permitido lo que llaman globalización: pasar el poder de los políticos a los financieros. Pero la globalización, al tiempo que ha permitido a los ricos dominar más el mercado, ha creado los foros sociales que pueden minarles“. 

Bien… si tenemos claro que “una buena parte de nuestra libertad de expresión en Internet ya está incautada; si ya hemos abierto los ojos, si ya somos conscientes de lo que se esconde en esta isla en la que creíamos que estaba el último refugio…” (porque lo primero es reconocer la infección, la adicción y/o nuestros propios males; si creemos que no pasa nada o que lo que pasa no va con nosotros, poco motivados vamos a estar para una guerra que será larga e incruenta); que no debemos permitir que ninguna corporación controle el código hasta el punto de imponer los límites de la libertad de expresión y que para ello hemos de luchar; si además tenemos armas para hacerlo: el manual de Gene Sharp“De la dictadura a la democracia”, puede ser útil para la organización de operaciones de “boicot pacífico” (esta es una de nuestras mejores armas en las redes sociales y en Internet); y llegado el caso, también para la organización eficaz de las manifestaciones y ocupaciones pacíficas en la calle; entonces debemos comenzar por lo más básico. Primero hemos de identificar bien al enemigo y sus tácticas. Para los recién llegados a “la resistencia” un poco de historia acerca de los orígenes de la ideología (y de las fortunas y alianzas que apuntalan el poder) de quienes nos gobiernan ahora mismo, nunca viene mal. 

Acerca de las alianzas que apuntalan el poder del Sistema; hemos de tener en cuenta que aparte de los administradores de los derechos de autor (que son los que ahora mismo están poniendo la cara y el dinero para estas campañas de acoso a las redes sociales y a Internet) y las grandes corporaciones que quieren administrar los contenidos informativos y culturales, tal y como han venido haciéndolo durante los últimos 100 años; existen otros poderes que amparándose en ellos persiguen intereses menos confesables, como son: el control sistemático de la información, la opinión y toda la comunicación que durante estos últimos 15 años ha escapado a sus intentos inquisitoriales, a sus ataque sobre la credibilidad de Internet como medio de comunicación de masas porque, no nos engañemos, esta es la pretensión que se esconde detrás de los proyectos SOPA, PIPA, ACTA y las leyes ya aprobadas como la Ley SINDE/WERT en España y HADOPI en Francia. Y uno de ellos es “el llamado 4º poder” (antes: la prensa) constituido por los “medios de comunicación tradicionales“. Irónicamente, uno de los mejores obreros de la historia del periodismo (al que perdimos hace bien poco) Ryszard Kapuściński titulaba una de sus obras en las que habla mucho sobre la deontología periodístca y el buen hacer del trabajo cotidiano del periodista como: “Los cínicos no sirven para este oficio”; él conocía bien el terreno y a la profesión. 

Los medios de comunicación tradicionales en España han gozado del derecho de pernada desde 1978. Ninguno de los diarios de más tirada, ni las cadenas de televisión, ni ningún medio ha renunciado (con la excepción de alguna cadena de radio) a “ejercer de mamporreros de los otros poderes del Sistema usando las migajas de influencia que dejaron en sus manos, y por supuesto, siempre lo han hecho a favor de gobiernos, partidos políticos, la banca, las grandes constructoras, las eléctricas y la Iglesia Católica“; nunca a favor del pueblo o de una clientela que sabían cautiva. Y esta comunicación de estilo absolutamente vertical sólo se vio amenazada por la llegada de Internet. Así, sus ataques al a la Red de redes fueron aumentando a un ritmo directamente proporcional al prestigio que iban ganando en la Red los primeros blogs, en muchas ocasiones “enlazando los propios contenidos de los medios tradicionales para criticarlos y evidenciar su vergonzoso colaboracionismo con los poderes del Sistema y sobre todo la ocultación de información sensible…” Como decía Aldous HuxleyLos mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, el silencio sobre la verdad“. 

Noam Chomsky explica las 10 estrategias básicas de manipulacion a traves de los medios. Este es el tipo de documentos a los que muy poca gente tenía acceso antes de la llegada de Internet. Y no sólo porque fueran molestos para los propios medios de comunicación tradicionales, sino porque lo eran, sobre todo, para aquellos que les subvencionan a cambio de la propaganda y la distracción. Después de la primera etapa de ataques constantes a la credibilidad de Internet como medio de comunicación; llegó el inevitable pliegue a la realidad: puesto que el comercio estaba invirtiendo muchos millones en convertir Internet en un enorme centro comercial global (esa es la única libertad por la que no tendremos que luchar, la de comprar a través de la Red cualquier cosa que necesitemos o nos hagan creer que necesitamos) y no pensaban renunciar a ese proyecto; visto que cada día más personas se informaban a través de Internet y la Red ganaba prestigio como medio de comunicación global, tuvieron que crear sus propios portales o versiones digitales de sus ediciones en papel. Durante un tiempo incluso intentaron cobrar por el acceso a esas versiones digitales (algunos aún siguen intentándolo…), pero no entendieron como funcionan los negocios en la WWW, aunque algunos diarios como el WSJ les muestran el camino cada día.

La Red siguió su camino en el ámbito de la comunicación, ganando adeptos. Se programaron y se popularizaron rápidamente los lectores de noticias. Unos sencillos programas que rastreaban la red en busca de noticias y las ofrecían agrupadas incluso independientemente de los medios que las publicasen. El usuario podía, además, elegir a que webs se subscribía y más adelante qué noticias leía¡! Evidentemente, este tipo de programas, esta nueva forma de acceso masivo a la información no era una estrategia que contara con el favor de los medios de comunicación tradicionales (sobre todo de la prensa), era lo contrario de lo que ellos perseguían: que los lectores leyeran un sólo diario o a lo sumo, dos. Otra batalla perdida… ahora si querían mantener un público fiel tenían que estar a la altura porque la competencia en Internet era enorme, y mucho más activa e inmediata que la de los quioscos. En la Red, además, seguían teniendo que competir con blogs y portales alternativos, con webs de ONG de nuevo cuño (la Red es muy propicia para el nacimiento de nuevas alternativas informativas) como WikiLeaksuna organización mediática internacional sin ánimo de lucro que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. Su actividad comenzó en julio de 2007 y desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos. Su creador fue el programador, periodista y activista Julian Assange y el sitio está gestionado por The Sunshine Press.

WikiLeaks dejo en pañales a todas las páginas con el apelativo “confidencial“, algunas pertenecientes a periódicos importantes o blogs de periodistas de esos medios de comunicación. Lo que ofreció The Sunshine Press, no estaba al alcance de los medios de comunicación tradicionales; ellos siempre han confundido (a veces de forma intencionada) a los Hackers con Piratas y no contaban con ningún hacker en sus plantillas. Pero como las informaciones que estos Hackers conseguían eran muy jugosas; algunos diarios españoles no dudaron en negociar y hacerse con la exclusiva de la publicación de muchos de los documentos conseguidos* por la gente de WikiLeaks, aunque los filtraron y, como es costumbre arraigada entre ellos, publicaron sólo aquellos que estaban en sintonía con su línea editorial y ocultaron otros que perjudicaban a sus fuentes de financiación. A pesar de que Internet viene ofreciendo al resto de medios de comunicación tradicionales mucha información, desde los medios siempre se ha guardado “un oscuro rencor” hacia la Red, que en ocasiones como en el inicio del Movimiento 15-M, sale a relucir con su verdadera cara y sus verdaderos compromisos. Unas actitudes que desde la propia Red se consiguieron desenmascarar a la velocidad en que todo ocurre en Internet. De nuevo, no tuvieron más opción que dar un giro a su información manipulada y reflejar lo que estaba ocurriendo en las calles; porque en Internet se colgaban a diario vídeos y fotografías que dejaban al descubierto sus manipulaciones. Otra batalla perdida. 

De todas formas, desde el activismo en Internet, es crucial que se comprenda que los medios de comunicación tradicionales, sobre todo la prensa y la televisión “no son aliados en los que se pueda confiar a la hora de iniciar cualquier tipo de revolución (pacífica…) hacia un nuevo orden político, social y económico“. No, ellos siempre serán una parte del enemigo a combatir. Siempre estarán del lado del Sistema. Siempre desearán una involución porque añoran el poder que Internet les ha “robado”, el poder que les permitía generar beneficios ocultando las informaciones que no eran buenas para el Sistema y distrayendo al pueblo con otro tipo de contenidos en los que la reflexión no es necesaria. Contribuyendo a la alienación y la esclavitud de la gente.



rain is coming,
fear Him…


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s