HOWTO: make new revolutions XVI

Operación BlackMarch

Decíamos ayer… “A la gente de nuestra generación nos enseñaron que lo digno era ganar el pan con el sudor de la frente y lo creímos, nos parecía lógico, así que lo incorporamos a nuestra ética personal y colectiva. Así lo enseñamos a nuestros hijos. Y ahora, en los duros momentos que nos toca vivir (una vez más), esos mismos conceptos éticos que tanto respetamos, nos pasan factura. Sin embargo la dignidad propia del hombre es un valor singular que fácilmente puede reconocerse. Pero ni podemos otorgarlo ni está en nuestra mano retirarselo a alguien. Es algo que nos viene dado. Es anterior a nuestra voluntad y reclama de nosotros una actitud proporcionada, adecuada: reconocerlo y aceptarlo como un valor supremo o bien ignorarlo o rechazarlo. Nadie puede, si no lo permitimos, quitarnos la dignidad“. 

Evidentemente, en ese “si no lo permitimos“; va implícito que en ocasiones, sino a diario, nos veremos en la necesidad de luchar para mantener esa dignidad o los valores supremos con los que se identifica: la vida, la libertad, el libre desarrollo de la propia personalidad y la libertad de expresión, sin la cual ni la libertad ni el libre desarrollo de la personalidad serían completos y dignos. Y también está implícito que esa lucha, además de personal, puede, en momentos determinados exigir una participación colectiva o al menos muy numerosa. Algo que puede ser entendido por el Sistema, como una agresión a su propio fundamento, como una guerra. Y a veces lo será, será una guerra, aunque poco tenga que ver con las armas de destrucción masiva y con las otras más convencionales. Ya hace algún tiempo que en la World Wide Web, se están desarrollando varios conflictos, enfrentamientos, ataques y contraataques que bien se podrían calificar como una guerra. 

En el marco de esas operaciones de boycott que se vienen llevando a cabo en la Red de redes, mañana comienza una que estaba programada desde que comenzaron a conocerse los ataques a Internet por medio de proyectos de ley como SOPA, PIPA, HDOPY, ACTA, Ley Sinde/Wert (en España) y otras que pretendían (y aún lo pretenden con otros nombres), mermar o eliminar el derecho a la Libertad de Expresión; utilizando las redes informáticas conectadas a nivel mundial. La idea partió del colectivo Anonymous: un seudónimo utilizado mundialmente por diferentes grupos e individuos para —poniéndose o no de acuerdo con otros— realizar en su nombre acciones o publicaciones individuales o concertadas. 
La operación se denomina Marzo Negro (BlackMarch).



Desde el 2008 Anonymous se manifiesta en acciones de protesta a favor de la Libertad de Expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, servicios públicos, consorcios con presencia global y sociedades de derechos de autor. La operación Marzo Negro, tiene como objetivo a todas las empresas de la industria del entretenimiendo que han presionado y presionan a los gobiernos de muchos países occidentales para que sancionen leyes que benefician únicamente a estas corporaciones a cambio de restringir la libre circulación de la información en Internet. Y también a los gobiernos de estos países… a fin de que estos sepan hasta que punto los ciudadanos conscientes del trabajo, la lucha y el sacrificio (también de vidas humanas) de quienes lucharon para conseguir estos derechos; y piensan seguir honrándoles y defendiendo lo aquello que lograron.

Consiste en un gesto muy sencillo, legal y contundente que en treinta días demostrará a estas industrias y gobiernos que “cuando se invocan determinados demonios y se usan el subterfugio, el engaño y las más abyectas técnicas de la propaganda política, se están incluyendo en la lucha métodos perversos, antidemocráticos, más propios de organizaciones mafiosas que de estados democráticos … y esto puede acarrear consecuencias nefastas para aquellos que usan estos métodos“. Como recoge uno de los slogans de la operación Marzo Negro: “no pagues a quien te censura“. Ya aún se podría añadir “no pagues a quien te insulta, a quien te califica de pirata y ladrón y te amenaza con enviar a tu casa a la policía…“. Se trata de un boycott: “Durante todo el mes de marzo de 2012, aquellos que quieran sumarse a esta operación, no comprarán música en ningún formato; no comprarán películas ni irán a las salas de cine; no comprarán libros ni revistas, y tampoco comprarán juegos”. 

Así mismo, desde mañana, nos esforzaremos en extender esta campaña; en informar de esta operación en webs, blogs, agregadores de noticias y en cualquier medio de comunicación, algunos de ellos como reddit, ya se sumaron al Marzo Negro desde el primer momento; de la misma forma que se sumaron al blackout 18-01-2012, aunque no estuvieron solos, también lo hizo Wikipedia y la oposición a SOPA contó con el apoyo de mas de 100 importantes empresas que desarrollan sus actividades en Internet. Así como más de 100 académicos, de las más prestigiosas universidades del mundo occidental, entre los que habría que destacar algunos como el MIT medialabs, que lo hizo de forma corporativa. 

Así mismo, casi 500 personajes entre CEO (directores ejecutivos), fundadores de empresas, emprendedores independientes, ejecutivos de grandes y medianas empresas y, empresas de capital y riesgo; también firmaron declaraciones a título individual y/o colectivo contra cualquier proyecto de ley que limite la libertad e independencia de Internet. Se trata de un boycoot de un mes. Desde mañana hasta el 31 de marzo: no compres un disco, no descargues ni una canción, no compres un DVD, no descargues una película, no vayas al cine, no compres un libro ni una revista, no compres ni un videojuego. Esperaremos 4 semanas, hasta abril, y dejaremos un buen agujero en los beneficios de esas compañías, en el primer informe del año. Un golpe económico que será visto por los gobiernos del mundo como una señal de importantes pérdidas de ingresos. Así quedará clara nuestra declaración de intenciones: “no toleraremos la presión de ninguna industria a favor de una ley que censure Internet“. Porque el único modo de que escuchen es golpearles donde más les duele, en su margen de beneficios. 

Esta es la tarea que abordaremos a lo largo de este mes de marzo. Con ella, entramos en acción, pasamos a la lucha activa. En realidad tampoco es una tarea complicada, y al mismo tiempo ponemos a punto la disciplina necesaria para futuras operaciones de boycoot y entrenamos a nuestro cerebro en una técnica conocida como “el retardo de la recompensa“. Se trata de obligarnos a nosotros mismos a no ceder ante los impulsos de compra inmediata. A no dejarnos llevar por la publicidad que siempre está programada para explotar esa debilidad tan humana que es la compra por impulso. Si nos tomamos un tiempo para comprar aquello que tanto nos gusta, que tanto deseamos o que tanto nos han hecho desear; es probable que al final no lo compremos porque, después del impulso inicial, si no lo seguimos, el interés va disminuyendo. Podemos, además, dedicar este mes de marzo a analizar si realmente necesitamos ese objeto que estábamos a punto de adquirir, o si por el contrario, pasará a engrosar el montón de objetos inútiles que ya poseemos. Podemos dedicar el mes de marzo a visitar webs en las que se analizan a fondo esos productos y sobre todo aquellas en las que otros usuarios han ido dejando sus valiosas opiniones acerca de esos productos y/o servicios. Es probable que su calidad no se ajuste a lo que proclaman en su publicidad. Dedicaremos tiempo a leer esa letra pequeña, diminuta, en la que esconden los defectos y servidumbres de aquello que ofrecen con tanto color y letras grandes. Es posible que descubramos que aquella oferta tan barata, no sea más que una trampa para vender material obsoleto. Podemos dejar que los buitres esperen un mes. Lo más probable es que al final no obtengan ese trozo de nuestra voluntad que tanto han esperado, porque nuestra voluntad no haya sucumbido ni esté tan débil como ellos desearían. 



Durante este Marzo Negro que les vamos a regalar a todos aquellos que nos han venido insultando desde las carátulas de los mismos CD o DVD por los que pagamos precios artificialmente elevados; un poco de indiferencia y nada de dineroA aquellos que nos han amenazado desde las pantallas de los cines a los que habíamos accedido después de pagar precios astronómicos; nuestra ausencia, para hacerles saber que nuestra dignidad nos impide pagar a quienes nos insultan, nos persiguen y nos amenazan. Ni un euro de nuestros bolsillos pasará a los suyos en este marzo de 2012. No lo olvidarán. Puede que así sepan que deben seguir esperando nuestra “ira”; que somos muchos los que no estamos dispuestos a soportar ese cautiverio que tienen previsto para nuestra voluntad, las mazmorras en las que pretenden encerrar nuestra libertad de expresión. Nosotros somos muchos más. Nosotros somos legión. Nosotros somos la lluvia que convierte en lodo el polvo que hay bajo los pies de los poderosos y los ídolos de barro; somos el aire que respiran y el viento que esparcirá el polvo del que están hechos cuando la lluvia cese“. 


rain is coming, 
fear Him…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HOWTO: make new revolutions XVI

  1. Anonymous dijo:

    ojala que todos se adieran a esta causa, y ya me gustaría ver la cara de esos mafiosos cuando se encuentren con perdidas

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s