HOWTO: make new revolutions XVIII

Involución, integrismo y censura

Decíamos ayer… “no toleraremos la presión de ninguna industria a favor de una ley que censure Internet“; hoy lo repetimos, y mañana, y siempre. Por eso estamos participando activamente en el BlackMarch y convocando a todos aquellos que estén de acuerdo con esta declaración de intenciones y dispuestos a hacer algunos sacrificios en defensa de la Libertad de Expresión. La Libertad de Expresión tiene muchos y muy variados enemigos; la industria del entretenimiento contra la que estamos llevando a cabo este boicot en el mes de marzo, es uno de ellos. Algunos gobiernos de estados no democráticos también y eso es conocido. Desgraciadamente, también los gobiernos de estados teóricamente democráticos, intentan habilitar leyes que les permitan esquivar a la Justicia y conculcar este derecho constitucional y humano, en beneficio de no se sabe que oscuros secretos, para afianzar el poder de los elegidos y de los “no elegidos“. 

Entre los poderes no elegidos en las urnas de la democracia están las sectas religiosas. En nuestro maltratado país (como en otros de la vieja Europa)la que acumula más poder terrenal es la Iglesia Católica. Históricamente, para la jerarquía de esta secta la Libertad de Expresión siempre fue una herejía. Es decir, cualquier libertad de expresión que no fuese la de ellos. Tienen en común con otras sectas religiosas el hecho de creer firmemente que sólo ellos están en posesión de la verdad, de todas las verdades. Y así, tomando como base el derecho que creen tener a enjuiciar cualquier manifestación humana, sobre todo las que hacen uso de la libertad y el libre albedrío, el mismo que ellos utilizan para exculparse y exculpar a sus dioses de aquellos actos que aborrecen; fueron capaces de encerrar a Galileo Galilei, por exponer una verdad incontrovertible; y la desfachatez de perdonarle¡! 500 años después. Por decir una verdad que contradecía a su libro mágico…

La Iglesia Católica con la anuencia de los poderes políticos y feudales se permitió quemar (purificar mediante el fuego, decían) objetos y seres humanos que no se mostrasen de acuerdo con sus doctrinas. Y para darle un barniz “legal” crearon los tribunales de la Inquisición. Una técnica que ahora aprovechan algunas leyes como la famosa Ley Sinde/Wert en España. Básicamente se trataba de enjuiciar a cualquier ser humano que fuese acusado de prácticas religiosas contrarias a las católicas, así como a cualquier manifestación o libre expresión de un pensamiento contrario a los dogmas de la secta católica. Pero ellos sólo enjuiciaban y condenaban… la ejecución de las penas había de correr a cargo del estado, del poder político y ejecutivo. Una herencia del judaísmo, de la época en que el Imperio Romano, ocupaba Jerusalén. Muchos libros terminaron el el fuego y otros tantos en las oscuras bibliotecas de lo que ahora es Estado de la Ciudad del Vaticano. También los bienes incautados a los ejecutados en nombre de un dios que nunca dijo una palabra, acabaron en las arcas del la secta católica y de los poderes políticos que la legitimaban y de la que eran cómplices. En realidad la Iglesia Católica legitimaba el poder de los reyes y estos legitimaban a la secta católica. 

No hay que olvidar además, que el tribunal de la Inquisición, estaba autorizado a utilizar la tortura, para arrancar a los pobres seres humanos que caían en sus redes (por lo general, gracias a la delación…), las confesiones que acababan con sus cuerpos en la hoguera, o bajo el hacha del verdugo. Corrieron igual suerte muchos ilustradores, dibujantes y escritores gracias a los cuales hoy podemos leer y ver las atrocidades que cometían, desde la más absoluta impunidad. Muchos de esos escritos e ilustraciones fueron conservadas como pruebas de la herejía de sus autores, otras, por indudable morbo que producían en las mentes enfermas que coronaban hábitos y sotanas. Es por ello que hoy podemos hacernos una idea clara de lo que significó el poder religioso. Y ese es también uno de los motivos, no el único, por el que la secta católica teme y odia, la Libertad de Expresión. Porque es gracias a esa libertad que se pudieron publicar y distribuir documentos, algunos audiovisuales que demostraban “quienes eran los verdaderos herejes“. 


Muchos católicos se excusan alegando que no se puede enjuiciar a la Iglesia Católica por lo que hizo en la época feudal, en la Edad Media (con lo que demuestran haber leído poco y no conocer ni lo mínimo de la Edad Media); porque eran otros tiempos, tiempos violentos y escasos de cultura, pero lo cierto es que como se puede observar en este pequeño collage fotográfico reciente. La Iglesia Católica, fiel a los Evangelios que predica; siempre ha estado del lado de los demócratas y los pobres. Siempre alejada de las guerras y luchando por la igualdad y los derechos humanos. El poder de la secta católica ha perdurado, tanto en su poder económico como en el espiritual e incluso en el mediático. Siempre se han ocupado de controlar los medios de comunicación, algunos de su propiedad, y editoriales. Esa visión de futuro, junto a su ancestral colaboracionismo con las monarquías europeas (excepto la británica), así como con todos los dictadores europeos del siglo XX, les ha asegurado una larga supervivencia en el poder “espiritual”.

Pero… ya hace algunos que no les está permitido ejercer la tortura (física), ni celebrar juicios con validez civil o penal. Su poder para ejercer la censura ha ido quedando relegado a sus propios ámbitos; ya sólo pueden intentar ejercerla en los colegios de su propiedad y con muchas restricciones por parte de la Ley (la de los hombres, porque la de su dios resultaba sospechosamente permisiva con sus propios crímenes…). Y el verdadero “milagro“; ese que nunca desearon, se produjo¡! al carecer del poder de la imposición, la tortura, la prisión, la muerte y sobre todo, la censura. Los humanos, la gente, sus propios seguidores (muchos lo eran a la fuerza), han podido acceder a la información y al conocimiento que ellos escondían. La gente, los pueblos, leyeron, los científicos hablaron, el espíritu de Galileo descendió sobre las mentes, para sembrar la verdad, le acompañaron los de DarwinNewton, KeplerLeonardoEinstein, y hoy, aún tienen que escuchar las palabras de Hawking y Dawkins. Los templos se vaciaron, las viejas piedras de sus catedrales pasaron a ser la morada del arte, del espíritu de aquellos que las construyeron (masones en su mayoría…)

Y llegó Internet, y coincidiendo con la expansión de las redes informáticas, con los teléfonos de última generación conectados a la Red de redes; “estalló otra terrible verdad“. Otro de los secretos de la secta católica salió a relucir en el momento en que la gente, el pueblo, tuvo la capacidad de hacer oír su voz, incluso si los medios de comunicación tradicionales no estaban dispuestos a difundirla (antes de Internet, nunca lo publicaron…). “Sacerdotes, religiosos y obispos católicos llevaban años abusando de niños, violando niños, y ocultando estos crímenes a la justicia ordinaria“¡! La pedofilia era un hecho, una vieja costumbre entre ellos, la pederastia de miles de sacerdotes quedó al descubierto en BélgicaHolandaEEUU, Irlanda… La Iglesia Católica tuvo que hacer frente a miles de millones para indemnizar a las víctimas que denunciaron lo que habían sufrido en su infancia. Fue como un terremoto y sus réplicas que sacudieron sin compasión los cimientos de la Iglesia Católica. La secta cristiana más afectada. Los casos de abusos sexuales a menores en otras confesiones cristianas son, en este tema si, casos aislados

Cualquier observador neutral encontrará una relación entre esta casualidad y que los católicos sean de entre los sacerdotes y pastores religiosos los únicos que no pueden casarse y formar una familia. El celibato impuesto desde la jerarquía contrasta (o alimenta) con una libido exaltada y enfermiza; la falta de empatía hacia los niños, es, al parecer de muchos especialistas una causa de no tener hijos y carecer por lo tanto de una experiencia como padres (por mucho que se hagan llamar “padre”), así como de una vida sexual “natural y normalizada”. Los casos de pederastia alcanzaron a todos los niveles de la jerarquía católica. Uno de los más escandalosos, sobre todo porque no llegó a ser juzgado por la justicia civil; fue el de Marcial Maciel, fundador de la conocida secta católica Legionarios de Cristo. Maciel, abusó sexualmente de seminaristas durante toda su vida. Después de su muerte, se descubrió que había tenido relaciones con varias mujeres, con alguna de las cuales tuvo hijos varones con los que también cometió abusos sexuales durante años. A pesar de estos miles de casos, algunos realmente perversos; no han aprendido nada. Siguen amando el poder, el dinero, la ocultación, el secreto, y la censura. 



Esta semana, el cardenal Roucoha desautorizado un comunicado de la Delegación Diocesana de Pastoral del Trabajo porque dice cosas como estas: todas las reformas laborales “están socavando los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias“, la última reforma laboral es “una vuelta de tuerca más para flexibilizar el mercado de trabajo que quiebra el derecho constitucional a la negociación colectiva facilita y abarata la expulsión del mercado de trabajo y dificulta, cuando no impide o precariza, el empleo juvenil“. Aseguran que en lugar de las reformas previstas, son necesarias medidas que “subordinen la economía financiera a la economía productiva” y que  “este gobierno ha aprovechado el estado de quietud y miedo de la mayor parte de la ciudadanía para eliminar viejas conquistas laborales y aspiraciones conseguidas tras muchas luchas de tantas personas” por lo que llaman “a participar en las iniciativas y movilizaciones que se convoquen por parte de las organizaciones eclesiales, sociales y sindicales que ayuden a tomar conciencia y revertir esta situación tan lesiva para las personas trabajadoras y sus familias“. El cardenal dice: Nuestra Diócesis no se identifica con el contenido de dicho Documento, ni se hace responsable del mismo, considerando improcedente su difusión. Y a continuación da instrucciones para que su desautorización llegue a todas la parroquias. 

Para terminar; en honor a la verdad, a toda la verdad, tenemos que decir que esta situación no siempre fue así. Lo que demuestra dos cosas: que en cualquier momento se puede dar una involución, tanto política como religiosa por mucho que a veces, creamos que “ya no hay marcha atrás“. Y que la actitud de la organizaciones religiosas dependen mucho (quizá demasiado) de los personajes que la dirigen. Durante la dictadura franquista, la Transición y buena parte de la democracia, el puesto que ocupa hoy el cardenal Rouco, lo ocupaba otro cardenal: Vicente Enrique y Tarancón. Un verdadero cristiano, alejado de las sectas ultracatólicas, conocedor (como el resto de los curas y obispos españoles) de las miserias que habían tenido que pasar los españoles durante la dictadura. Tarancón había escrito en pleno 1937: “La Acción Católica, como la Iglesia, teniendo un carácter eminentemente religioso, no puede confundirse con una actividad de orden humano y político; siendo por su naturaleza lazo de unión entre todos los católicos, no puede confundirse con una actividad que, lejos de unirlos, es causa de su división. Es necesario, pues, que prácticamente aparezca la Acción Católica separada de todo partido, para que nadie pueda confundirlas“. El cardenal Tarancón siempre se empeñó en desligar a la Iglesia de la dictadura porque creía que la Iglesia había pagado un precio moral muy alto por apoyar al régimen, algo que los ciudadanos no llegaron a perdonar nunca



Murió en 1994 y desaparecida su influencia el Opus Dei fue promocionando a los suyos ante el Papa Karol Józef Wojtyła y consiguieron lo que muchos creían imposible después de tantos años de democracia: una involución hacia el rancio integrismo católico ultraderechista y sectario por el que hoy da la cara el cardenal Rouco. Pero… los templos siguen vacíos, los seminarios desiertos y el futuro de una secta católica tan cuestionada, es una incógnita difícil de desentrañar. Lo que si parece claro es que sus años de gloria no volverán. Después de los episodios de las últimas dos décadas, episodios que esta vez si, gracias a que Internet ha acabado con el poder de censura de los medios… han tenido que ser difundidos por esos medios de comunicación; la Iglesia Católica, sobre todo su jerarquía y sus sacerdotes, despiertan mucha desconfianza y muy pocas ganas de unirse a una institución con una imagen tan dañada. Ahora están a medio camino, conociendo el verdadero infierno de la mano de Dante. Los jóvenes no se sienten atraídos por una secta tan integrista. Miles de religiosos de todas las congregaciones han colgado los hábitos desde finales de los años 70, debido, entre otras cosas a esta involución y ya nada volverá a ser igual. El conocimiento y la comunicación están enterrando a una institución que teme al progreso y a la libertad.

Hoy es 3 de marzo. El tercer día del boicot BlackMarch y el principio de una primavera que seguramente pasará a la historia como la peor primavera de la industria del entretenimiento (en lo que se refiere a sus ingresos económicos). Recordad: no compréis ni un disco, no descarguéis ni una canción, no compréis ni un DVD, no descarguéis ni una película, no vayáis al cine, no compréis un libro ni una revista, no compréis ningún videojuego. Esa es la consigna, esa es nuestra guerra, nosotros la declaramos ante las amenazas, insultos y coacciones de aquellos a los que hemos venido pagando por sus contenidos durante años. El objetivo es su bolsillo. Nada les importa más que sus ganancias y nosotros vamos a recortárselas este mes de marzo, para empezar…




rain is coming, 
fear Him…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s