Libres de colesterol…

Pero pongámonos a trabajar. A eliminar colesterol para que el Sistema pueda sobrevivir a la mala vida que ha llevado, mientras lo sustituimos por otro Sistema, más saludable, más ético y sobre todo más democrático. Leamos bien la analítica, identifiquemos el colesterol LDL, el que obstruye las arterias. Sin pasiones, sin emociones, fríamente, analizando desde un punto de vista pragmático, neutral, sin prejuicios, sin filias y fobias; pensando únicamente en un mejor reparto de los recursos del Estado“. Sabemos que no es fácil pero preguntémonos de arriba a abajo: 


a- necesitamos una institución monárquica ?? Nos beneficia o nos perjudica ?? Nos es útil ??. 


b- necesitamos un Parlamento y un Senado ?? En que nos perjudicaría prescindir de una de las dos cámaras ??

c- Necesitamos 17 Parlamentos Autonómicos ?? Podríamos sobrevivir formando un Estado Federal en el que se mantuviesen los Gobiernos Regionales, incluso con más poder que ahora, pero sin cámaras legislativas ?? Sirven para algo esas cámaras en un momento en que casi todo lo legislamos ya en las instituciones europeas ?? 


d- Que papel desempeñan las diputaciones ?? Podríamos prescindir de ellas ?? 


e- Para qué sirve la división política provincial ?? Tiene algún sentido desde el punto de vista administrativo ?? 


f- Tiene sentido que sigan existiendo municipios con muy pocos habitantes ?? No sería más práctico que desapareciesen y a nivel administrativo pasasen a formar parte de otros más grandes en los que los servicios estuviesen garantizados con muchas menos pérdidas ?? 


g- Que sentido tienen las Cajas de Ahorro si funcionan como bancos privados ?? No sería más práctico que las que quedan desapareciesen como elementos que han sido, del poder político provincial y local ??

Resulta evidente que en España mantenemos demasiadas instituciones públicas “duplicadas“, algunas incluso con competencias cruzadas. Si hacemos un cálculo de lo que nos cuestan todas esas instituciones, con sus cargos políticos electos, con sus privilegios, sus salarios, su personal de confianza, sus coches oficiales, sus dietas, sus viajes y sobre todo, la dificultad y el gasto que entraña auditar un Sistema tan atomizado para reducir al mínimo los casos de corrupción; las cifras se nos antojan astronómicas, son astronómicas. Es más, sólo desde el endeudamiento que ha emergido se entiende que ese Sistema pueda haber funcionado durante tantos años. 


Con un Sistema tan artificialmente complejo no es de extrañar que muchos recursos públicos: sobre todo dinero de los impuestos de todos los ciudadanos, hayan acabado en los bolsillos de personas sin ética, corruptos; tanto en el ámbito público como en el privadoA juzgar por los últimos fallos judiciales, tampoco parece que la Justicia esté actuando de una forma independiente del poder político. No podemos esperar que vengan de ahí las soluciones. Porque además las condenas, aunque las hubiere, que no es el caso, tampoco solucionarían el problema de fondo: una enfermedad, un cáncer que ya ha alcanzado a todas las capas de la sociedad, aunque sea en el ámbito político en el que la metástasis es más evidente. La solución ha de surgir del pueblo¡! de aquellos que resultan más perjudicados y sobre los que pende la realidad de una pobreza cada vez más evidente y la amenaza de una miseria tan colectiva como inmerecida. Hemos de iniciar la Nueva Revolución cuanto antes. Tenemos que preparar nuevos “partidos políticos”, los del pueblo, por el pueblo y para el pueblo; sin más ideología que la ética. Ni izquierdas ni derechas. Las ideologías son buenas para conversar sobre su inutilidad mientras tomamos unas cervezas en los bares que aún vayan quedando. Sólo puede haber un programa de gobierno¡! y ese está ya escrito en la Constitución Española

No se trata de pedir un cambio de sistema político. Por qué habrían de cambiarlo los actuales agentes del Sistema ?? A ellos les va bien con este. No; nosotros hemos de ser el cambio. Nuestra desobediencia civil, aparte de hacerla patente en las calles, porque como dice José Luis Sampedro, las calles y plazas son nuestras, del pueblo y nunca hemos de cederlas al Sistema; ha de mostrarse en otra forma de hacer política; de asumir responsabilidades y demostrar que somos capaces de hacerlo mejor: sin corrupción, sin privilegios, con una ética fuera de toda duda y una estética real. Debemos despojar al poder de sus insignias, su liturgia y sus ceremonias, esas que escenifican un desfile militar o una procesión como algo sagrado, exigiendo el silencio reverente y la sumisión del pueblo, haciéndole ver que aquellos que eligieron y a los que pagan son más importantes que los que les han elegido y les pagan¡! El Rey dice que representa al pueblo y que en el pueblo reside la soberanía, pero… cuando firma un decreto como el de la reciente reforma laboral, la firma como: “Yo el Rey“, dando por hecho que esos que se la han pasado a la firma representan los deseos del pueblo, cuando en realidad sólo se representan a si mismos y a quienes les apoyan desde la avaricia. Es nuestro deber pues, desobedecer, manifestar nuestra oposición e indignación y ocupar el espacio público. No¡! Basta¡! Se acabó¡! podemos gobernarnos a nosotros mismos, sabemos gobernarnos a nosotros mismos y lo haremos. Empezaremos por los ayuntamientos y acabaremos en el Parlamento. 

rain is coming,
fear Him…


PC: Hoy es 6 de marzo. El sexto día del boicot BlackMarch y el principio de una primavera que seguramente pasará a la historia como la peor primavera de la industria del entretenimiento (en lo que se refiere a sus ingresos económicos). Recordad: no compréis ni un disco, no descarguéis ni una canción, no compréis ni un DVD, no descarguéis ni una película, no vayáis al cine, no compréis un libro ni una revista, no compréis ningún videojuego. Esa es la consigna, esa es nuestra guerra, nosotros la declaramos ante las amenazas, insultos y coacciones de aquellos a los que hemos venido pagando por sus contenidos durante años. El objetivo es su bolsillo. Nada les importa más que sus ganancias y nosotros vamos a recortárselas este mes de marzo, para empezar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s