2022: "los brotes verdes"

Hace muchos años que tenemos acceso a las informaciones que se generan y publican “fuera“, en el extranjero, sobre las cosas que pasan, las que pasaron y las que pueden pasar en España. Siempre consideramos que esto constituía una ventaja. Conocer lo que otros piensan del devenir de nuestro país puede servirnos porque se trata de otro punto de vista. 


A estas alturas no vamos a caer en la trampa de creer que es un punto de vista neutral, pero es verdad que esos medios de comunicación “no se deben a las adjudicaciones y caprichos de la publicidad institucional española”. Y los que nada se juegan en ese cambalache, pueden mostrar realidades que a los de aquí no les está permitido o ellos mismos se lo niegan; porque como decía mi abuelo: “quien tiene el culo arrendado no puede cagar cuando quiere”.

Así que, en momentos como los actuales, en los que los medios de comunicación españoles “son a la información económica (real y seria) lo que el desierto del Sahara al agua“; es menester tener en cuenta las informaciones y opiniones que ofrecen desde el exterior. Y en este sentido la semana pasada ha sido muy poco tranquilizadora con respecto al estado de la economía española. Hace tres meses The Sunday Times, hablaba de un plan de emergencia para evacuar al más de un millón de británicos que viven en España si se producía una quiebra del sector bancario español. Lo que temía el gobierno británico era “un corralito” que impidiera a sus ciudadanos retirar los fondos depositados en entidades bancarias españolas. No temían por sus propiedades inmobiliarias de aquí, porque las garantías hipotecarias en España son las mismas que en Reino Unido. Puede que se tratase de una estrategia con el único fin de que sus ciudadanos cambiasen sus depósitos a entidades británicas. Pero, aún así, la noticia era preocupante. 

Desde entonces, el pesimismo (o la realidad) no han dejado de aparecer en los titulares de la prensa británica y no sólo en la británica. Marc Chandler, jefe de estrategia cambiaria global de Brown Brothers Harriman & Co. en Nueva York, aseguraba: “España es uno de los grandes perdedores en el primer trimestre, ha sustituido a Italia como el pararrayos en el segundo nivel de la periferia“; “España se está convirtiendo en una tragedia económica“, y también da crédito a lo que afirma el diario alemán Der Spiegel: una fuente de alto nivel en Berlín, asegura que “todo el mundo sabe que los españoles están mintiendo sobre los cifras de déficit“. Y no duda en asegurar que “los inversores ya están señalando de nuevo a España“. Según sus datos, España está empezando a pagar una prima sobre Italia. En parte, esto refleja la recuperación increíble de Italia, después de que Monti se convirtiera en el primer ministro tecnócrata. Si hace apenas dos días leemos que el tal Monti dice: “España nos está causando una gran preocupación“; podemos pensar que todo esto no es más que una gran conspiración para dejar en buen lugar a Italia y a las estrategias del BCE o echarnos a temblar… 

En la CNBC, Willem Buiter, economista jefe de Citi, dice: “España se ha ido deteriorando de forma espectacular en los últimos tiempos en términos de sus finanzas públicas; todavía hay muy poco sentido de urgencia, y los instrumentos que están disponibles ahora mismo no son realmente adecuados si España se convierte en un país con un programa de la troika“. El Financial Post destaca “España está más cerca de la quiebra que nunca“. España es el país que más preocupa a Buiter: “realmente se están moviendo hacia el lado equivocado del espectro se encuentra en mayor riesgo que nunca de reestructuración soberana. El Banco Central Europeo ha inundado a los mercados y los bancos de liquidez. Hay un sentimiento general de euforia ahora que lleva a aquellos ahogados en la liquidez a creer que todos los problemas han terminado“. Buiter es otro de los que, según opiniones de terceros (también economistas) exagera y sus opiniones influyen en que la prima de riesgo española se eleve. Aún así, algunas de sus opiniones coinciden con los análisis que hacen en España, expertos en economía a los que nadie quiere escuchar, como el Profesor de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull, Santiago Niño Becerra

Mientras The Wall Street Journal afirma: “Los rendimientos de los bonos españoles marcan alzas a causa de la creciente preocupación por su deslizamiento fiscal y la debilidad de las perspecitvas económicas de Asia y Europa. La debilidad de los bonos españoles empujó los rendimientos a su nivel más alto desde enero, erosionando el impacto de la segunda operacion de financiación del Banco Central Europeo. Con las preocupaciones sobre Grecia disminuyendo tras el crucial canje de deuda, España se ve cada vez más como el proximo punto caliente en la zona euro tras afirmar el país que no será capaz de cumplir sus objetivos de déficit este año. La economía se tambalea, el desempleo es rampante, y el mercado está perdiendo la confianza en la capacidad del gobierno para reparar sus finanzas“. 

Incluso cuando las cosas parecen mejorar y los medios de comunicación en España aprovechan para insuflar algo de optimismo (muy necesario, por otra parte); en los medios de “fuera“, siguen sin encontrar motivos para ese optimismo y todo lo fían a “un efecto temporal“. Así la agencia de noticias Reuters asegura: “Volverán los osos para la renta variable española. Los resultados de los bonos españoles entre los más debiles de la eurozona.  Los técnicos sugieren que podría haber más noticias negativas para su deuda. La reciente recuperación de los precios de los bonos españoles bien podría ser un falso amanecer, con la impredecible política fiscal del gobierno y el sombrío panorama para el endeudado sector bancario que parecen garantizar que el índice principal quede por debajo del del resto de Europa este año“. Cuando hablan de “la impredecible política fiscal“, se están refiriendo a que se desconoce esa política fiscal. Y es bien cierto que se desconoce, más allá de dos o tres promesas electorales que, precisamente por ser eso: promesas electorales; ni siquiera los españoles le concedemos un mínimo crédito. El Gobierno ha estado ocultando y sobre todo retrasando la definición de esas políticas a causa de las elecciones que han tenido lugar hoy en Andalucía y en Asturias

A mediados de la semana pasada el Financial Times contaba: “A los inversores les ha preocupado que, a pesar de las afirmaciones de los políticos de que la crisis de la eurozona ha terminado en gran parte gracias a la acción del Banco Central Europeo, el crecimiento en Italia y España podría ser el talón de Aquiles de ese argumento, y señalan que se ve a España lastrada por una produnda contracción a medio plazo, un tasa de paro juvenil extremadamente alta, un sector bancario en problemas y un alto déficit presupuestario“. Y al final de la semana ya era más contundente: “a pesar de los esfuerzos del nuevo gobierno para arreglar las finanzas públicas, aumenta la preocupación por los bancos del país y sobre sus posibilidades de evitar un rescate. Analizan los motivos por los que está decayendo la confianza, y apuntan que aunque la historia está del lado de los españoles, muchos analistas consideran que en la práctica, España ya ha sido intervenida“. El diario apunta dos grandes preocupaciones que explican el creciente pesimismo de los mercados: la mala situación de la economía doméstica que hará difícil cumplir los objetivos de déficit y la situación algunas cajas de ahorros “zombis”, para cuyo rescate podrían tenerse que gastar miles de millones más. Y añade: para empeorar las cosas, los programas de austeridad que intentaron en los dos últimos años los
gobiernos centrales socialista y del PP han dado a conocer un cuadro de laxitud fiscal y mala administración financiera de algunos de los 17 gobiernos autónomos regionales

Y mientras conocemos todas estas informaciones e intentamos valorarlas en su justa medida; objetivo nada fácil, vemos como muchos de nuestros bancos siguen con las mismas malas prácticas de antes de la crisis, ofreciendo “créditos inmediatos de 17.000 euros” a muchos de sus clientes (por lo general funcionarios), a unos intereses francamente leoninos que sobrepasan el 20% ¡! mientras cierran el grifo del crédito a las PYME y siguen consiguiendo dinero del BCE al 1% de interés. Como únicas noticias “esperanzadoras”, si es que se les puede llamar así, leemos que Angela Merkel ha declarado a la agencia de noticias AFPSería catastrófico si dijéramos a uno de los países (Grecia) que decidieron estar con nosotros –ya no les queremos más“. Además, los tratados europeos no lo permiten. La gente del mundo entero se preguntaría: ¿Quién será el siguiente? La zona euro se vería increíblemente debilitada“; Hemos tomado la decisión de formar parte de una unión monetaria. Es una decisión no sólo monetaria, sino también política“. 


Y así llegamos a las últimas declaraciones, las de hoy mismo: solucionar la crisis va a costar no menos de una década, según los más optimistasEspaña lo tiene especialmente crudo: el recorte de déficit que impone Bruselas, del 8,5% al 3% del PIB en apenas dos años, es muy superior al de los países rescatados por la Unión y por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Grecia, Irlanda y Portugal se han visto forzadas a activar ajustes draconianos, fijados desde Bruselas y Washington, a cambio de ayudas multimillonarias (vía créditos a intereses relativamente bajos). Viene un tijeretazo de unos 55.000 millones hasta el cierre de 2013 que afectará a todas las Administraciones desde esta misma semana, empezando por los Presupuestos del Estado del próximo viernes. La cifra es tan abultada que obligará a tocar todas las partidas, ingresos y gastos, para cuadrar el círculo. Pero los círculos no suelen cuadrar: los recortes harán la recesión más dura y elevarán las impactantes cifras de desempleo, según advierten los analistas y admiten en sus previsiones tanto Bruselas como MadridEspaña y sobre todo su banca se ha beneficiado de la barra libre de liquidez del BCE, en una especie de intervención blanda que deja margen para elegir las políticas de recorte: el Gobierno puede escoger en qué partidas de gasto puede concentrar la poda; qué impuestos quiere subir, algo que no sucede en Atenas, Lisboa y Dublín. Pero ese es un margen relativo.


 No hay en la historia económica contemporánea un ajuste semejante; en los últimos años, lo más parecido se ha producido en Grecia, Portugal e Irlanda. Con consecuencias devastadoras: Grecia está hundida en una depresión; Portugal va camino del segundo rescate, e Irlanda, que parecía estar en una situación algo mejor, puede tener problemas para devolver sus préstamos al BCE. España está ante un endiablado cruce de caminos: el abultado déficit obliga a poner en marcha los recortes, y a su vez eso agravará el precario estado de salud de la economía. Madrid está bajo vigilancia y no puede permitirse el lujo de incumplir de nuevo sus promesas. A su vez, solo podrá alcanzar sus metas de déficit si empieza a crecer y si a su vez la economía europea mejora. Rajoy ya ha gastado sus cartuchos: no debería esperar nada más por ahora. Según Charles Wyplosz, economista del Graduate Institute; a España le queda una baza: es la cuarta economía europea; demasiado grande para caer, demasiado grande para ser rescatada. ¿Demasiado? “Un ajuste de 55.000 millones en dos años es estúpido e injusto, pero no hay que olvidar que todo el mundo en Europa lleva meses tratando de forzar a los demás a hacer cosas estúpidas: por eso la crisis ha llegado tan lejos“. Así que ahora sólo queda esperar que el Gobierno de España no se crea a pies juntillas esto último y actúe con seriedad, poniendo a dieta al presupuesto o sometiéndolo a una operación de cirugía plástica en la que no debiera rebajar “más” las partidas destinadas a I+D+I; la Sanidad Pública y la Enseñanza Pública. Todavía quedan miles de cargos de confianza que son prescindibles, el trabajo que hacen los que trabajan en algo, puede y debe ser realizado por los funcionarios de las diversas administraciones.  


Por cierto; ahora que ya sabemos que España está “suavemente intervenida“; no estaría mal reconocer que para muchos españoles “el corralito” ya es una realidad. Miles de españoles han sido atrapados por bastantes entidades bancarias en las garras de ese “producto opaco al que llaman Participaciones Preferentes“. Las protestas se han dado a lo largo y ancho del territorio nacional aunque, como siempre, algunas zonas han sido más afectadas que otras. La realidad es esta: muchos españoles invirtieron sus ahorros en Participaciones Preferentes porque les aseguraron que podrían retirar el dinero en un plazo de 24h o 48h, perdiendo sólo los intereses. Era una media verdad. A otros muchos se las vendieran como si se tratase de un depósito a plazo fijo. Ahora, demasiadas personas se encuentran con que no pueden retirar el dinero invertido en Participaciones Preferentes hasta dentro de 10 años ¡!


Links de interés
Para saber de que va lo de las “participaciones preferentes”.
Fuente primaria para la elaboración de este post




rain is coming,
fear Him… 


PC: Nos acercamos al final del BlackMarch y seguimos adelante: no compramos ni un disco, no descargamos ni una canción, no compramos ni un DVD, no descargamos ni una película, no vamos al cine, no compramos libros ni revistas, no compramos ningún videojuego. Esta es nuestra guerra, nosotros la declaramos ante las amenazas, insultos y coacciones de aquellos a los que hemos venido pagando por sus contenidos durante años. Y no acabará hasta que se arrepientan de sus actitudes. BlackMarch es sólo una pequeña gran batalla.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2022: "los brotes verdes"

  1. Una joya de articulo verdaderamente!

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s