Internet: "ciudadanos vs. sus políticos"

A finales del mes pasado, leíamos detenidamente unas declaraciones de Aymeric Chauprade, doctor en Ciencias Políticas de La Sorbonne; en las que el geopolítico francés analizaba las consecuencias de las revoluciones de 2011; concretamente, lo que él denomina: una vuelta al “Islam arcaico” y a una “no aparente recolonización” de la región. Comienza por explicar la situación en Túnez, Egipto o Siria antes de la llamada Primavera Árabe como un fenómeno “impuesto” de división entre política y religión. Como una corriente que se reconoce primero étnicamente y después como islámica; como un ejemplo del nacionalismo árabe en declive; un intento por importar la modernización occidental secular, pero a través del autoritarismo. 

We Love You

Más allá del naufragio en la cuestión palestina, motor de la corriente, Chauprade identifica la corrupción como uno de los factores que echan por tierra el proyecto. “En el nacionalismo árabe, el ascenso social quedó bloqueado por una casta hereditaria, mientras que el Islam político -otras de las grandes corrientes que desarrolla- trabaja en la base social“. El mundo árabe es básicamente islámico, porque la legitimidad política no se define como en las sociedades occidentales. Uno de los problemas de estos Estados es que no lograron clausurar la legitimidad de la religión“. Y, después de hacer unas previsiones acerca del futuro de Libia, Siria, Túnez y Egipto; y de hablar de los intereses de Rusia en la región: Hay intereses que van más allá de los debates por la democracia. Por ejemplo, el gas y el petróleo”, acaba diciendo que la región experimenta una total desintegración de los Estados árabes que serán reemplazados por pequeñas comunidades y que esto beneficia a terceros: “Nada mejor para los Estados Unidos que ser los controladores de este nuevo juego y así neutralizar el poder árabe“. 

Nosotros os queremos…

En este contexto, a nosotros nos ha interesado mucho un vídeo realizado por un profesor israelí de 41 años llamado Ronny (se puede ver pinchando el link de la imagen superior). Ronny, ante la cascada de declaraciones que se venían sucediendo y que aparecían en las televisiones; decidió grabar un vídeo en el que decía que “las declaraciones de los mandatarios israelíes, en las que se amenazaba con atacar Irán, no representaban el sentimiento del pueblo israelí“. El mensaje del vídeo era sencillo: “Nosotros no vamos a bombardearles, porque para eso antes deberíamos odiarles y temerles y yo no tengo miedo. Nosotros les amamos“. Colgó este vídeo en Internet y en 48 horas recibió cientos de mensajes de iraníes con imágenes en las que decían “Pueblo de Israel, el pueblo de Irán también les ama. No a la guerra“… Parece indiscutible que Internet es el único espacio de comunicación en el que los ciudadanos pueden hablar de tu a tu con los políticos que escogieron para gobernarles; mostrar sin pudores sus desacuerdos con aquellos que se apoyan en la legitimidad de las urnas para interpretar el pensamiento de los ciudadanos.

Judíos en Túnez

El vídeo de Ronny y las respuestas recibidas en Internet llegaron a la prensa y a la televisión israelíes, no sabemos si a las de Irán, aunque a juzgar por las imágenes que aparecen en la Red, en las que los iraníes que responden “procuran ocultar sus rostros”, mucho nos tememos que no. En todo caso, lo que nos interesa de este asunto es que, tanto en un país como en otro, la mayoría de la población no parece estar interesada en una guerra. Las familias israelíes no están interesadas en atacar a las familias iraníes y las familias iraníes no están interesadas en “borrar del mapa al estado de Israel“. Parece claro que existe una clara distancia entre lo que piensa el pueblo llano y lo que proclaman los líderes políticos. Estas últimas parecen más una expresión de la paranoia de unos dirigentes políticos inspirados por “otros factores que no nacen del sentimiento de los pueblos“. Otra prueba de lo mismo es lo que está sucediendo en Túnez. A un año de las revueltas que condujeron al derrocamiento del gobierno de Zine el Abidine Ben Ali, un partido islamista moderado ganó las elecciones. Ante esta realidad, un ministro del gobierno israelí dijo que por su propia seguridad, todos los judíos que quedan de Túnez deberían trasladarse a Israel

3000 años de historia

Pero la sugerencia fue rechazada por las pequeñas comunidades judías que se niegan a empacar y marcharse. Los judíos llevan más de 3000 años viviendo en Túnez y a pesar de las amenazas de algunos radicales islamistas, dicen no tener miedo ni intenciones de “emigrar” al estado de Israel dejando atrás un pasado de convivencia en común con los musulmanes. Es cierto que tras la victoria de los partidos islamistas en las elecciones, un grupo de jóvenes musulmanes se manifestaron pidiendo “la muerte de los judíos” ¡! Pero también lo es que la mayoría de la población tunecina se mostró indignada con este tipo de acciones. Y que por su parte, algunos líderes de partidos islamistas moderados, entre ellos del partido que ganó las elecciones, han declarado públicamente que “en el Islam no existe discriminación sobre la base de la fe“, y que por tanto las declaraciones de los jóvenes musulmanes son inaceptables”. 


Estas cosas que están pasando en Túnez, Irán, Israel y otros lugares del mundo árabe, musulmán o judío; nos muestran que no sólo en occidente ocurre que los ciudadanos no están de acuerdo con sus gobiernos, sobre todo en lo relacionado con “la guerra”, con mantener conflictos con otros países; sino que en aquellos lugares donde después de movimientos revolucionarios (que han tenido en común el pacifismo en sus manifestaciones, como es el caso de Túnez o Egipto), en cuanto se permite al pueblo expresarse, ocurre otro tanto. Habría alguna posibilidad de unir todas las voces que están en contra de la guerra ?? Tienen los ciudadanos alguna posibilidad de hacer prevalecer su opinión sobre la de los mandatarios que han elegido ?? Representan esos políticos electos los deseos de los pueblos cuando se trata de la guerra ?? Internet y su poder de comunicación global nos está mostrando dos o tres cosas importantes con motivo de estos debates: que cuando los pueblos pueden expresarse libremente, lo hacen. Y que cuando se expresan muestran una enorme brecha entre el pensamiento de los pueblos y las políticas militares. También, desgraciadamente, que hay gobiernos dispuestos a censurar o incluso a bloquear Internet con tal de que sus ciudadanos no puedan expresarse. Aunque las excusas son siempre “lo maligno de los contenidos que llegan del exterior, lo cierto es que parecen temer mucho más los contenidos que puedan salir del interior, la vergüenza que conlleva el que los propios ciudadanos se muestren en desacuerdo con sus gobernantes y sobre todo que se note tan claramente que no tienen el control sobre el pensamiento del pueblo“.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s