GNU/Linux: encontrando opciones recomendables



¿Que Linux instalo?… Esa suele ser la pregunta de aquellos que por una u otra razón (hoy no vamos a analizarlas) quieren probar un sistema operativo del tipo GNU/Linux basados en OS tipo UNIX, o migrar definitivamente a ese lado del “muro”. En el mejor de los casos, la respuesta por parte de usuarios de estos sistemas operativos, más o menos experimentados; suele ser: primero prueba algunas distribuciones de las muchas que hay en “formato live” y cuando encuentres la que más se ajusta a tus preferencias (y a tu hardware), instálala. En el peor de los casos, el que pregunta recibirá como respuesta una infinidad de nombres de distribuciones (OS GNU/Linux o OS *BSD) y un montón de opiniones y recomendaciones de “fans” de unos u otros sistemas operativos. Primer consejo para los que preguntan: “seguid las indicaciones de aquellos que os dejan la libertad de elegir y os ofrecen información sobre las distintas y numerosas opciones disponibles. Nunca las indicaciones de los fans de una u otra distribución GN//Linux…” La fotografía que encabeza este post si tiene relación con GNU/Linux y con la primavera, claro. 



Pero… cómo responder a la pregunta a día de hoy?? Bien, seamos pragmáticos y breves. Si para nosotros no fuese un hobby y al tiempo una necesidad, podríamos decir “nos hemos tomado el trabajo de probar unas cuantas distribuciones GNU/Linux para que vosotros no tengáis que hacerlo y e aquí los resultados“. Lo cierto es que siempre estamos probando todas las distribuciones (y nuevas versiones) GNU/Linux que se van presentando en distrowatch.com, que es el sitio de referencia en el que aparecen la mayoría de los sistemas operativos GNU/Linux*BSD. Dijimos que seríamos pragmáticos, en que consiste ello?? Hemos seleccionado 5 distribuciones “calentitas” descendientes de las “tres más antiguas que aún siguen vivas” y de las que ya hemos hablado en este blog: SlackwareDebian y Red Hat. La imagen de arriba si tiene que ver con GNU/Linux y con otros OS que nos son UNIX…



Por qué estas 5 distribuciones y no otras 7?? Sencillo… porque prometen ser “fáciles de instalar, fáciles de configurar, fáciles de usar y además aseguran que al terminar la instalación el sistema está preparado para lo que hoy entendemos como -usabilidad y productividad básicas- esto es, para navegar por Internet, para editar y procesar archivos de texto, para ver, escuchar, ordenar y editar archivos de imagen y sonido, (incluidos los que están en formatos privativos) y para imprimir cualquier documento“. Por supuesto, existen otras distribuciones que prometen esto mismo, pero hoy hablaremos de estas. También hay otras que no prometen este tipo de ventajas, por el contrario, avisan de que se trata de distribuciones para usuarios “iniciados, avanzados o conocedores de los secretos menos secretos del ecosistema UNIX“. De esas también hablaremos, seguro que habéis leído sus nombres: Gentoo Linux, Arch Linux y sus derivadas, que intentan facilitar la vida a los recién llegados, Sabayon LinuxChakra.



Antes de comenzar con los diagnósticos pondremos un link al archivo Recursos_Hardware.doc  en el que figura el hardware sobre el que hemos probado estas 5 distribuciones. Y prometemos información veraz y opinión con fundamento. La primera que probamos fue SalixOS 13.37, una distribución basada en la última versión oficial de Slackware 13.37, liberada hace aproximadamente un año. 
VENTAJAS: la instalación transcurre sin grandes inconvenientes, el instalador pide pocos datos y todo termina bien. Reiniciamos (en adelante: rebootamos) y el sistema se inicia en el entorno gráfico. Contiene programas suficientes para proporcionar productividad inmediata, pero…
INCONVENIENTES: al instalar un binario del kernel Linux 2.6.37 no incluye los drivers (en adelante: módulos) necesarios para la tarjeta wifi que incorpora este portátil (ver especificaciones de hardware de la máquina en Recursos_Hardware.doc. Como nosotros si somos gente iniciada en sistemas GNU/Linux; intentamos compilar los fuentes de los drivers “rtl8194ce” que bajamos de la web del fabricante: Realtek pero… nos encontramos con otra desagradable sorpresa: la distribución no incluye los archivos de cabecera “headers” del kernel, imprescindibles para compilar. Y aquí desistimos.
CONCLUSIÓN: puede que resulte necesario (no lo sabemos) que SalixOS incorpore la misma versión del kernel que la vieja Slackware 13.37 (2.6.37), para mantener la compatibilidad total con los paquetes de Slackware; o puede que mantengan esa versión del kernel por puro “romanticismo”. Pero, si no incluyen una versión más actual del núcleo (aunque sea como opción en el instalador), muchos usuarios encontrarán problemas con los controladores de sus tarjetas de red wifi. Y, por otro lado, nosotros utilizamos Slackware desde 1994… ninguna distribución de esta marca se ha instalado nunca sin los “headers” y el instalador siempre ofrece la opción de copiar los fuentes el kernel durante la instalación. Nos resulta fuera de lugar no poder compilar algo, de forma inmediata en una distribución basada en Slackware. Está fuera de la filosofía de Slack.

Nuestra siguiente prueba fue con una de las distribuciones más conocidas de las basadas en Red HatOpen SuSe. En este caso la prueba resultó muy rápida. Después de bajar el archivo de imagen desde el link que recomiendan en distrowatch.com, lo copiamos a un dispositivo de memoria USB, como siempre, y al iniciar la instalación apareció el mensaje “no se puede scanear el hardware del equipo” ¿¡!?. Volvimos a bajar el archivo y esta vez procedimos a grabarlo en un CD. Arrancamos desde la unidad lectora con el OpenSuSe.iso en el interior y el resultado fue el mismo. Suponemos que se debió a algún fallo en el instalador; hace algún tiempo instalamos y probamos otras versiones de Open SuSe y no sucedió este problema. Lo dejamos para una mejor ocasión…

La tercera fue SnowLinux, una distribución basada en la última versión estable de Debian. Por lo tanto, ya sabemos que no vamos a disponer de las últimas versiones de los programas, pero promete ser muy “estable” y esa si es una característica de Debian Stable. Por otra parte queríamos probar como habían mejorado el entorno gráfico Gnome 2, ya que aseguran no sentirse cómodos con los entornos Gnome Shell 3 y Unity, y sabemos que es cierto que muchos usuarios no acaban de adaptarse a estos dos últimos escritorios (o conceptos gráficos). 


VENTAJAS: la instalación transcurre sin inconvenientes, el instalador pide los datos estrictamente necesarios y todo termina bien. Rebootamos y el sistema se inicia en el entorno gráfico prometido. No encontramos mejoras que reseñar en el entorno Gnome 2, más allá de algún tema propio de la distribución.
INCONVENIENTES: lo mismo que SalixOS al instalar un binario del kernel Linux “antiguo“, en este caso la versión 2.6.32 (las versiones estables de Debian siempre incorporan versiones del kernel muy probadas pero no actuales) no incluye los módulos necesarios para la tarjeta wifi, los “rtl8194ce” Y aquí terminamos la prueba.
CONCLUSIÓN: entendemos que la “usabilidad” es un concepto importante en una distribución que se acaba de liberar hace unas semanas y SnowLinux no resulta usable si la conexión a la red ha de establecerse a través de WiFi. Lo mismo que en el caso de SalixOS, nuestra recomendación es que incluyan en el instalador la opción de instalar una versión actualizada del kernel Linux.

Llego el turno a una distribución basada en Ubuntu que a su vez está basada en Debian, aunque últimamente ha habido alguna polémica con este asunto que ya tratamos aquí; pero ese no es el tema de hoy. La distribución se llama: Ultimate Edition 3.2
VENTAJAS: la instalación transcurre sin ningún inconveniente, el instalador pide los datos estrictamente necesarios y todo termina bien; es importante reseñar “que tampoco hace preguntas acerca de la instalación del arrancador (boot manager); simplemente instala Grub2 en el MBR perfectamente configurado”. Rebootamos y el sistema se inicia en un menú del Grub, en el que podemos escoger entre Ultimate Edition y el resto de los sistemas operativos que tengamos instalados en el HDD escogido al inicio de la instalación. Este sistema operativo si es totalmente operativo, usable y productivo desde el primer momento en que arrancamos después de la instalación. Se conecta perfectamente a la red wifi y “contiene mucho más software del que vamos a necesitar“. El sonido está también perfectamente configurado al inicio y desde el “explorador de archivos” (en este caso Nautilus), ejecuta cualquier archivo con el programa asociado por defecto o ofreciendo otras opciones. El entorno gráfico que arranca por defecto es GNOME Shell con el menejador de ventanas Compiz habilitado y configurado. La verdad es que el desempeño y los efectos impresionan mucho¡!
INCONVENIENTES: “no soporta un uptime de 2 o 3 horas sin que el entorno gráfico se congele“. Y además, cuando esto ocurre, niega el acceso a los terminales virtuales; con lo que resulta imposible “identificar y matar el proceso” que causa el problema o, en su caso rebootar el entorno gráfico. Sólo queda la opción del “reset”. Probamos a utilizar Gnome Shell sin el compositor Compiz, pero ocurrió lo mismo. Una pena, porque el sistema era bonito y rápido… 
CONCLUSIÓN: no es admisible ese uptime. Alguien que quiere iniciarse en GNU/Linux ha de tener una garantía de estabilidad que esta versión no ofrece.

Seguimos con la última versión liberada por la gente de Linux Mint; en este caso se trata de la versión: linuxmint-201204-lmde, con los entornos gráficos: Mate y Cinnamon. También existe una versión con el escritorio XFCE, sobradamente conocido. Pero en esta ocasión decidimos probar esta LMDE (Linux Mint Debian Edition). Hace meses que probamos y usamos Linux Mint 12 Lisa, basada y compatible con Ubuntu 11.10 Oneiric Ocelot; con la que hemos alcanzado uptimes de más de 40 días sin ninguna incidencia.


VENTAJAS: la instalación transcurre sin ningún inconveniente, el instalador pide los datos estrictamente necesarios y antes de comenzar la instalación ofrece un resumen de las acciones que hemos ido seleccionando, incluidos los formatos y puntos de montaje de las particiones y termina bien; es importante reseñar que si no cambiamos las opciones por defecto, instalará Grub2 en el MBR perfectamente configurado. Rebootamos y el sistema se inicia en un menú del Grub, en el que podemos escoger entre Linux Mint y el resto de los sistemas operativos que tengamos instalados en el HDD escogido al inicio de la instalación. Mint LMDE es un sistema operativo completo, usable y productivo desde el primer momento en que arrancamos después de la instalación. Sólo hemos de facilitarle la clave de un Punto de Acceso wifi entre los que nos muestra y conecta a la red wifi (además, guarda los datos y en próximos arranques se conectará al inicio). Cuenta con una herramienta gráfica muy sencilla para configurar los interfaces de red. Mint LMDE incorpora el software necesario y muchas herramientas propias o mejoradas. Es el caso del entorno gráfico Cinnamon, que aunque está en sus primeras fases de desarrollo, se desempeña estupendamente: es un fork de Gnome Shell 3; más estable, mucho más rápido y más configurable que el original. Para los nostálgicos de Gnome 2, Linux Mint mantiene el fork MATE, que es un escritorio Gnome clásico muy mejorado y configurable. Incorpora temas muy bien diseñados, tanto para Mate como para Cinnamon. El sonido está también perfectamente configurado al inicio y desde el “explorador de archivos” (en este caso Nautilus), ejecuta cualquier archivo con el programa asociado por defecto o ofreciendo otras opciones. Y por ultimo, anotar que esta versión de Linux Mintno es compatible con los repositorios de Ubuntu“.  LMDE está basada en Debian y es totalmente compatible con la versiones “stable y testing” de Debian. En este caso, como disponemos de la referencia de Linux Mint 12 Lisa, que si está basada y es compatible con Ubuntu 11.10 Oneiric Ocelot, podemos afirmar que LMDE 201204 arranca más rápido que la versión Ubuntu y en general es mucho más rápida siempre.
INCONVENIENTES: “desde Linux Mint se advierte que esta versión depende totalmente de los repositorios de Debian” y que debido a esto puede que en algún momento al actualizar paquetes desde los repositorios de Debian Testing, algún paquete no sea todo lo estable que sería en la versión Debian Stable. Nosotros hemos tenido un problema al instalar el paquete qBittorrent. Simplemente no se ejecuta y envía un mensaje de error que ya hemos reportado a Debian y no dudamos en que pronto nos responderán con la solución. En su lugar estamos usando el cliente p2p Transmission que es el que se instala por defecto. Fue la última distribución que instalamos; lo hicimos el pasado viernes y el uptime es ese: casi 5 días sin incidencias
CONCLUSIÓN: Dice un viejo refrán que “cuando el río suena agua lleva“. No es inmerecida la fama que Linux Mint ha cosechado en los últimos meses. Desde hace un año, Mint es, en nuestra opinión, el mejor sistema operativo tipo GNU/Linux que un “novato” puede instalar en su computadora. Entre las opciones que ofrece la gente de Linux Mint, cualquiera de ellas es estable y sólo hay que escoger si se quiere basada en Ubuntu, o directamente en Debian; con entorno gráfico Gnome Shell modificado (GSME), Mate o el nuevo Cinnamon. O si se prefieren otras opciones de escritorio: XFCE, LXDE o KDE.



Hasta aquí el resumen de lo que han sido nuestras pruebas y las conclusiones que hemos extraído de ellas. Sólo falta comprobar el uptime de nuestra última adquisición. Tampoco vamos a exigirle a una distribución “de escritorio” que alcance los uptimes de los servidores que mantenemos con versiones muy estables de Slackware, Debian o RHEL; pero si un “compromiso aceptable con la estabilidad que debe manifestarse en un uptime largo“, corriendo herramientas de uso común entre los usuarios de sistemas de escritorio: navegadores, editores y procesadores de texto, programas de manipulación de imágenes, sonido y video, y los más sencillos clientes p2p y IRC, permenentemente conectados a Internet; así como algunas herramientas que “proveen la sicronización del escritorio con algún espacio en la nube“.  


Las próximas pruebas las haremos con las últimas versiones de RHEL, Trisquel, Ubuntu 12.04 y alguna otra que sea liberada en las primeras semanas de mayo.


rain is coming,
would do well to fear it…



Tenemos ya varios frentes en los que es necesario hacer presión sobre los gobiernos, parlamentos y corporaciones. El último, al que nos unimos sin condiciones es este: “queremos que el Gobierno de España no recorte fondos destinados a la investigación, a la ciencia al desarrollo y la innovación“. Y ofrecemos continuamente otras partidas alternativas en las que si pueden y deben recortar; todas ellas relacionadas con el exceso de políticos: tenemos demasiados municipios con demasiados concejales; diputaciones innecesarias con diputados provinciales innecesarios; parlamentos regionales (17, algunos uniprovinciales¡!) que apenas tienen competencias legislativas… de la misma forma que se pide la fusión de entidades bancarias (ahí si se puede recortar), nosotros exigimos: fusión de ayuntamientos y regiones. Menos políticos supone: menos salarios desproporcionados, menos coches oficiales, menos asistentes y secretarios, menos cargos de confianza nombrados a dedo y pagados por todos. Un gran ahorro que se puede destinar a mantener el gasto y la inversión en sanidad, educación e investigación (I+D+I).

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s