Curso de ética básica (lección 6ª)

Si… la ética también consiste en “no desear el poder“. En ser consciente de que el poder siempre va a querer poseernos y que cuando eso ocurra no vamos a ser conscientes de su posesión. Debemos ser suficientemente fuertes para no desear “el anillo“. No hay muchas cosas que podamos hacer para no desear el poder… está en nuestros genes el desearlo y en el pensamiento de “los buenos” la convicción de que serán capaces de hacer algo bueno con ese poder¡! Pero… eso es algo muy, muy complicado. Podemos, eso si, leer… leer las historias de aquellos que tuvieron el poder y qué hicieron con el.

Sin embargo, algunos humanos lo intentan. Intentan desesperadamente que el poder no tiente su alma y van consiguiendo que no se adueñe de su voluntad. José Mugica, el presidente de Uruguay; es un ejemplo de esos humanos que huyen del poder; de la concepción que del poder tenemos en occidente. Y pone mucho empeño en ello. José Mugica, “El Pepe“, como le dicen sus paisanos, ha conseguido ser considerado el mandatario más pobre del mundo. Mujica percibe por ley 12.500 dólares mensuales, como el resto de los presidentes, que han sido, de Uruguay. Sin embargo, dona el 90% de sus ingresos a fondos de ayuda social, con lo que solo le restan alrededor de 1.250 dólares (20 mil pesos en moneda nacional) para sus gastos personales. “Con ese dinero me alcanza, y me tiene que alcanzar porque hay otros uruguayos que viven con mucho menos”, ha dicho…

Algunos uruguayos que conozco me han dicho: “Mujica es así. No solo es que se arregle con los 20 mil pesos, es que además vive de forma sencilla… en una vieja casa de campo, en una propiedad que no tiene ni vallado¡!” y muchos sabemos que en su casa viven, seguro siete o ocho personas… pero no de su familia… personas a las que les va mal, que se han quedado sin recursos… personas que en otro tiempo “fueron”… y Mujica los acoge ahora. Nuestro presidente es un tipo auténtico, es así, como lo ves. Viste así, habla así, vive así… estaría bien que de vez en cuando se pusiese un trajecito¡! algunos uruguayos pensamos que esa imagen que ofrece y que es la suya, a veces, desde fuera no es bien entendida. Y… resulta verdaderamente admirable que aquellos que tuvieron que emigrar, hablen así de su actual presidente¡¡!!

No está sólo… su esposa, la senadora Lucía Topolansky, también dona un porcentaje de su salario. Mujica y Topolansky, que son pareja desde el 2005, viven en una chacra modesta a las afueras Montevideo, en Rincón del Cerro, junto a la simpática Manuela, una perrita sin pedigree y un poco coja. Aparte de la chacra, el único patrimonio que ha declarado es un viejo Volkswagen color celeste (un “escarabajo“), valorado en 1.945 dólares. 

El carro del Presidente…

Siempre habrá quien diga que esa forma de vivir sólo está al alcance de un presidente de una república tan pequeña como la República Oriental del Uruguay, un país que no llega a los tres millones y medio de habitantes… Y, nos… yo mismo puedo responder que, en España, se pueden encontrar, con dificultad, alcaldes de pueblos humildes que viven de esta forma. Pero ningún presidente de ningún territorio autónomo español vive así y mucho menos el presidente del Gobierno de España… 



No necesitamos por hoy más clase de ética… podemos dejarlo aquí. Nada mejor que un ejemplo real para asimilar que es “la ética“. Y este es uno que existe. Mujica piensa que mientras haya otros compatriotas que viven con aprietos y apuros, él, que es el presidente de todos los uruguayos debe vivir con poco y repartir lo que de su salario como presidente no va a utilizar. Pero… además, se obliga a vivir con poco y tanto él como su esposa ofrecen un ejemplo de vida. Y, como se puede ver en esta imagen (y en muchas más), no es cierto que Mujica no se ponga trajes. Aquí aparece saludando a Dilma Rousseff, la presidenta de República Federativa de Brasil, trajeado… Lo que nunca se va a poner Mujica es una corbata¡! porque es un viejo tupamaro… 



rain is coming,
would do well to fear it.


Tres anillos para los reyes elfos bajo el cielo.
Siete para los señores enanos en casas de piedra.
Nueve para los hombres mortales condenados a morir.
Uno para el «Señor oscuro», sobre el trono oscuro
en la tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.
Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la tierra de Mordor donde se extienden las sombras


J. R. R. Tolkien


TAREAS: sigan los enlaces¡! lean, escuchen, miren, huelan, piensen y, decidan… Lean a Tolkien si no lo han hecho aún. Hay mucha filosofía y mucha enseñanza de ética en esta obra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s