Por qué admiro tanto a las mujeres… (1)

Imagen

Fotografía y pos-producción de Manuel Barca www.manuelbarca.es

Este montaje fotográfico del fotógrafo Manuel Barca muestra lo que muchas veces siento como: “las hembras frente al mundo o cómo ejercer el poder con fuerza desde la aparente debilidad“. No, no estoy hablando de eso que llaman “armas de mujer“… no llevo bien ese tipo de definiciones y mucho menos lo que se sugiere al decirlas. Hablo de cosas más profundas, hablo de hembras y lo son desde el principio, desde mucho antes de tener ese tipo de armas de mujer. Por eso la imagen de esta niña ante un poder que puede aplastarla en un mondo tormentoso me hace recordar ese poder, el de verdad; no el que reside en sus tetas, en su coño, en sus hormonas; eso llegará después y es un poder que sólo tiene efecto sobre los machos que creen en esos poderes…

Imagen

  Fotografia de Michal Magdziak

En muchos lugares del mundo, en muchas culturas (en la mayoría) nacer hembra es un “estigma“, un handicap y un reto a la vida. Así que por el hecho de sobrevivir a la infancia las mujeres ya merecen mi respeto. No voy a detenerme ahora a escribir sobre África o Asia y lo que significa nacer hembra en esos continentes. Todos sabemos que en muchos de esos lugares significa la muerte inmediata (o el aborto perpetrado como arma de selección sexual. No tengo nada contra el aborto, pienso que las mujeres han de ser dueñas de su cuerpo y desde luego, un embrión o un feto es algo que está circunstancialemente en su cuerpo; es sólo que no estoy de acuerdo con el aborto selectivo por razón de sexo, aunque entienda que en algunas culturas y grupos sociales las mujeres se ven forzadas a esto y estoy seguro que de no existir esas presiones sociales, no lo harían. Las mujeres nunca abortan por el placer de abortar¡!).

En otros lugares, que en realidad parecen también “otro tiempo, otro espacio en el cosmos, un lugar que no evolucionó“; las niñas han tenido y tendrán siempre muchísimas más dificultades que los niños (varones) para sobrevivir y, curiosamente, he observado que en estos lugares, en estas culturas, lo que no se les niega nunca a las niñas es “el derecho al trabajo“¡! se le niegan todos los demás pero ese no. Tampoco se les niega la esclavitud, la explotación (sexual y laboral) ni el ser utilizadas como un objeto para hacer la guerra“… en todos los conflictos armados está presente desde siempre “la violación de las mujeres” como método de afrenta al adversario, como método de establecimiento del dominio, como método de “limpieza o imposición étnica“. Los niños (varones) pueden ser asesinados pero no sufren ninguna de estas otras afrentas a su dignidad y a su vida.

Imagen

       Fotografía de Manuel Barca www.manuelbarca.es

Allí donde esté presente cualquier tipo de tortura, hay mujeres que la sufren y hombres que la ejercen“. En eso que hemos dado en llamar “el primer mundo” las torturas suelen ser más de tipo psicológico (y no por ello son más llevaderas ni tienen justificación), pero en estos otros mundos los daños se ceban en sus cuerpos y la variedad de torturas es tan enorme como vergonzosos sus procesos y el carácter de los hombres (y las mujeres) que las permiten… desde la ablación del clítoris a la muerte por ejecución. Esta mañana he tenido que desayunarme con esta noticia: “los talibán ejecutan públicamente a una mujer por adulterio“… y he pensado: y este tipo de bárbaros son con los que hay que negociar la paz?? Por qué hacemos negocios con gente de este tipo??

Imagen

Ellas salen adelante con sus cachorros o mueren en el intento…

Lo más asombroso es que a pesar de todas las dificultades las mujeres salen adelante¡! A pesar de todas las barreras, de todos los muros, ellas van llegando al lugar que les corresponde¡! En un mundo que les niega, a veces hasta la dignidad humana, ellas van llegando a los lugares donde siempre debieron estar y, oh¡! sorpresa¡! resulta que cuando llegan parece que siempre han estado allí¡! En el devenir de nuestro país (esto que llamamos España, que antes fue Hispania y antes Iberia…), resulta muy curioso ver cómo después de “una terrible oposición por parte de algunos sectores sociales, en los que no faltaban mujeres¡! y de las propias instituciones” ahora vemos como algo “normal” y lo contrario nos parecería inconcebible, que haya mujeres en el ejército, en los cuerpos policiales, en los centros penitenciarios, en las minas… y en otros sectores laborales en los que, cuando yo era niño (y no soy tan viejo… o si, pero eso no importa) ni estaban ni se esperaba que estuviesen¡!

Imagen

       Qué pequeño es el mundo para ellas…

Y sin embargo llegaron¡! y ahora se ven cosas que muchos ya imaginábamos antes: “en el ejército las mujeres desempeñan muchas labores mejor que los varones… en los cuerpos policiales aportan un mínimo porcentaje de testosterona y un máximo de estrógenos (somos biología…) y eso rebaja en mucho los niveles de agresividad y prepotencia, aumenta la reflexión; ellas cumplen mejor las leyes y no son tan rígidas en su interpretación“. En un campo (de minas…) tan extraño y desconocido para la mayoría como son, las cárceles (los centros penitenciarios en lenguaje políticamente correcto); la incorporación de las mujeres a todas las escalas funcionariales ha resultado en “una más que evidente humanización de unos espacios en los que la dignidad no tenía lugar definido“. Y esto no lo digo yo, lo dicen quienes hacen estudios y estadísticas sobre sistemas penitenciarios y, por cierto, aunque su opinión nunca sea tenida en cuenta (al menos no por las buenas), los propios condenados, los presidiarios. Y unos y otros tienen claro que el concepto de “autoridad” es visto de forma diferente por las mujeres y por los varones; es ejercido de forma muy diferente y resulta curioso ver como las mujeres (en estos espacios en los que es necesaria) consiguen autoridad sin ser autoritarias y casi siempre sin hacer uso de la violencia y la represión.

Imagen

  Si… somos muy fuertes pero… no se lo digáis a nadie… psshh

Si; admiro a las mujeres porque nunca lo han tenido fácil. Porque han sido fuertes y lo siguen siendo, aunque no presumen de ello y precisamente en esa actitud reside buena parte de su fuerza. Pero las admiro sobre todo por su “generosidad“¡! por lo que dan y sobre todo por cómo lo dan. Cuando era un adolescente, casi un niño, mi abuela (a la que amaba y a la que hoy recuerdo con amor y nostalgia) me enseñó cosas muy importantes y una de ellas fue: “has probado a pedírselo?? de donde sacas que no te lo va a dar?? de lo que has oído que dicen otros?? tu no eres otros, tu eres tu y cuando quieras algo de una mujer pídeselo¡! las mujeres de verdad no aceptan imposiciones pero difícilmente te negarán algo que tienen si se lo pides con humildad… tu pídeselo¡! qué puedes perder?? pide con ternura, no les hagas sentir que están obligadas a dártelo y entonces te lo darán. Eso si, será cuando ellas quieran. Nunca muestres prisa… eso se parece mucho a un -lo quiero ya- y eso es imponer, ordenar. Así no te lo darán“. Y… era cierto¡!  Pero de eso ya hablaremos otro día. Por hoy está bien, esta es una pequeña parte de las razones por las que admiro a las mujeres.

Imagen

     Hay algo que me emociona en esta fotografía y no es eso…

AVISO: este post contiene material que puede herir la sensibilidad de un humano adulto. Es posible que algunas personas vean “pornografía” en estas imágenes, así que los “ultrareligiosos” deben abstenerse de mirarlo. Por otra parte, los textos siempre se refieren a la mujer en un plano de igualdad o superioridad al varón¡! y este concepto es contrario al que mantienen todas las religiones monoteístas.

Imagen

El texto está licenciado bajo Creative Commons, los autores de los contenidos adicionales han sido mencionados y enlazados; y las imágenes atribuidas a sus autores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s