Ética básica para políticos (Preámbulo)

Los preámbulos a veces no sirven para nada. Con el paso de los años han llegado a parecerse demasiado a los prólogos y los prólogos, a libelos a mayor gloria del prologuista, que olvida su papel para centrarse en su propio ego. Evidentemente, esto no es serio ni ético. Hagamos un preámbulo a la antigua… uno que informe al futuro lector, centre los conceptos que se van a desarrollar en el contenido de esta colección de ensayos, e informe acerca del autor y sus fuentes.

El lector ha de saber que la base filosófica de estos artículos es una obra que se llama precisamente: ÉticaEthica ordine geometrico demonstrata, en Latín; fue escrita por el filósofo holandés de origen sefardí-hispano-portugués Baruch de Spinoza, y publicada en 1677, tras su muerte. No abundaremos más por hoy en la figura de Spinoza; pues queremos que los textos sean ligeros (de ligera digestión o asimilación, no ligeros los contenidos…), tiempo habrá de hablar del hombre. Baste saber que su vida y su ejemplo serán una referencia constante, pues… muchos escribieron acerca de la ética, pero Spinoza, además puso en práctica lo que escribió y eso le convierte sin duda, en un personaje singular y único. Vamos entrando en harina¡! Supongo que muchos ya querrán abandonar aquí. Son libres de hacerlo, ahora… El ensayo constará de lecciones cortas; ejemplos; audio e imágenes y por supuesto una bibliografía (mayormente apócrifa y con fuentes etéreas… es decir, las fuentes estarán accesibles en la propia Internet, quien quiera comprar libros que lo haga y cargue su conciencia la cuenta de los árboles que hubieron y habrán de morir para que sus manos puedan oler a tinta y papel) lo más completa posible.

Dados los tiempos que corren en la “vieja Europa“; pudiera parecer que este ensayo por capítulos está dedicado a nuestros políticos (nuestros porque es la mayoría del pueblo quien los ha elegido…) o a nuestros banqueros y grandes empresarios (porque de nuestro trabajo viven y porque mandan aunque nadie los eligió para ello). Y así es¡! Aunque también se pueda pensar: de qué servirá un ensayo sobre ética a quienes han decidido seguir el camino contrario?? No; no pensamos que los que actualmente ostentan los poderes puedan aprovechar estos conocimientos. No creemos posible que puedan cambiar su carácter y su conducta; mucho menos su personalidad. Pueden leer los capítulos si quieren, o mantenerse informados de lo que se dice en ellos por sus fieles “lugartenientes” (los medios de comunicación que mantienen, unos y otros). Pueden incluso utilizar los contenidos para conspirar. Spinoza ya estaba acostumbrado y nosotros somos, simplemente, su Miguel Strogoff, y sólo decimos: “Abre bien los ojos, y mira“… Nada nuevo vamos a crear; sólo usaremos un método diferente para llevar el mensaje a sus destinatarios.

Por eso, los principales destinatarios de este ensayo son aquellos que más lo necesitan; los actuales dueños de la vieja Europa: el pueblo… Si; Europa es vuestra¡! cierto que unos cuantos se han empeñado en hacer creer a la gente, a los pueblos, que la vieja Europa es una propiedad de “los mercados“, de los comerciantes, de los mandatarios, y de los hombres armados que les protegen. Y no deben haber hecho mal su trabajo los propagandistas y mercenarios del “sistema“; porque es bien cierto que una gran mayoría cree que ellos son los dueños¡! Pero… seamos pragmáticos (Spinoza lo era) y dejemos a un lado lo políticamente correcto y la diplomacia. Preguntémonos¡!: quien siembra los campos?? quien cría el ganado?? Quién prensa el aceite y las uvas?? Quien muele el grano?? En palabras de nuestro compatriota Miguel Hernández: “…decidme en el alma: ¿quién, quién levantó los olivos?” (si hablaremos de poesía, y los que crean que la poesía no ha sido importante en la historia de los pueblos, pueden dejar leer, ahora…); y el mismo respondía la pregunta: “No los levantó la nada, ni el dinero, ni el señor, sino la tierra callada, el trabajo y el sudor“. Ahora pueden abandonar este preámbulo los que crean que estos versos son demasiado revolucionarios, aquellos que teman que su jefe  podría despedirles si se entera de que leen estas cosas o acabar sus días como el autor de los versos. Lo entenderemos…

Queremos que estos capítulos puedan ser entendidos también por los niños. Por eso los llenaremos de conceptos abstractos a la altura de sus enormes y ávidos cerebros, además de imágenes y ejemplos ilustrativos que incluiremos para los mayores. Como el de la izquierda. Si… es posible que enseñándoles estas cosas dejen de creer en los Reyes Magos, en Papá Noel y el Ratoncito Pérez; así que los que crean que este tipo de imágenes (y conceptos contrarios) hieren su sensibilidad y sus creencias; también pueden dejar de leer desde ahora, luego será peor. Nosotros deseamos una infancia formada y educada en el conocimiento, en la ciencia y eso pasa por qué conozcan qué es un mito y qué es una realidad. Ellos serán los políticos de mañana¡! no debemos enseñarles que se puede gobernar el margen de la ética; porque cuando quieran, un sacerdote en nombre de un dios, le perdonará ese pecado. Es mentira, ese pecado no tiene perdón… el pueblo no debe perdonarlo. Y, como diría Forrest Gump: “mentiroso es el que cuenta mentiras; mi mamá no me contaba mentiras…“. Ya pueden abandonar ahora, los que crean que la película Forrest Gump no tiene nada que ver con la ética y la filosofía; el mismo Forrest decía: “a veces hacemos cosas que simplemente no tienen sentido“.

Tratamos con ética al resto de los animales??

Bien… los que han quedado, entendemos que están interesados en aprender ética básica?? entonces les esperamos mañana* vengan provistos de paciencia, espíritu abierto y ganas de combatir la mediocridad, la rutina y el miedo al sistema. El resto lo pondrá Internet y los autores.

* “mañana” es un término que puede referirse al futuro inmediato (al día siguiente) o “al mañana” (cuando amanece) o a “un mañana” (definido en el deseo, en la certeza o en la esperanza, pero sin un lugar concreto en el futuro). No dijimos que el este ensayo sería fácil… sólo que sería ameno, claro y que podría ser entendido por los niños. Los que crean que los niños son tontos (o que debieran serlo), en lugar de lo que realmente son: gente pequeña; No tienen por qué seguir leyendo esto…

Cualquier lugar, cualquier momento…

rain is coming,   would do well to fear it…                                                                         

Este texto se licencia bajo Creative Commons: se puede copiar, mejorar, distribuir, siempre que sea sin ánimo de lucro y atribuyendo la autoría de los diversos contenidos a sus creadores, tal y como se hace en este mismo documento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ética básica para políticos (Preámbulo)

  1. Pingback: Ética básica para políticos

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s