Construyendo a Valeria… (Capítulo IV)

– No ni Alex ni Bo deseaban estar mucho tiempo separados de Valeria. Se miraron mientras ella desaparecía en el interior de la casa… moviendo el aire suavemente, rozando el suelo de la cocina con la planta de los pies cómo si la cerámica pudiese resquebrajarse bajo su peso. Sí; todo estaba saliendo mejor de lo que esperaban.

Tu también sigues moviendo el aire cuando caminas de un lado a otro, sabes?? dijo Bo mientras agarraba la mano de Alex que acababa de levantarse y comenzaba a recoger la mesa.

Eso es que tu me sigues mirando con los ojos del amor. Respondió Alex cogiendo a su vez la mano de Bo entre las suyas mientras le besaba la mejilla.

Llevas años diciendo eso… pero sabes que mi amor no inventa nada¡! Siempre has tenido mucha gracia caminando Nenaza y la niña ha aprendido a moverse así; alborotando el aire a su alrededor… sin aspavientos, con una gracilidad increíble, y lo hace desde hace años. Deja el mantel, ya lo recojo yo, si?? Alex sonrió mientras intentaba que todo lo que había puesto en la bandeja mantuviese el equilibrio, eran demasiadas cosas, sonreía porque sabía lo que haría Bo con el mantel: lo sacaría de la mesa poniendo cuidado en que las migas, los granos de azúcar, y cualquier otro resto del desayuno, quedase sobre la mesa para que otros seres se alimentasen cuando ellos se hubieran ido… Sí, Bo era así y nuca tiraba los restos de su comida a la basura; prefería que se los comiesen los pájaros, los insectos y algún que otro mamífero… incluso las ratas.

Anda… vete tu también a ponerte algo más de ropa y otro calzado. Yo me encargo de esto. Pasó su mano suavemente desde atrás, recorriendo la cintura de Alex para terminar con la palma sobre la tela que cubría el ombligo.

Bo¡! Sige sin gustarte que nadie hurgue en tu cocina, verdad?? Alex lo dijo sin volverse… le gustaba que se pegase a ella así, por detrás. Y que la abrazase de esa forma. Sentir su calor en las espalda, en los glúteos, su respiración en la nuca…

No¡! quédate si quieres… Pero lo dijo sabiendo que ella tenía razón… sabiendo que no se quedaría porque tenía que ponerse otro calzado más adecuado para caminar por terreno pantanoso. Y cuando ella salió hacia el interior se quedó un rato mirando como caminaba hasta que su figura se perdió en el pasillo. Después puso cada cosa en su sitio; cuidadosamente…

Nunca discutís, verdad?? No la había oído llegar… Valeria estaba sobre la hierba cuando él salió a recoger los cojines que antes había puesto sobre las sillas de madera. – Nunca os he visto discutir por nada… durante un tiempo creí que no lo hacíais delante de mi, pero ahora estoy convencida de que no lo hacéis nunca… estoy en lo cierto??

Define discutir. Lo dijo para ganar tiempo… no porque no supiese la respuesta, sino porque le gustaba mirarla en aquella postura… estaba orgulloso de Valeria, era una chica muy inteligente, muy observadora, nada se le escapaba, desde niña siempre estaba atenta al aleteo de las mariposas. Todo lo observaba desde una distancia prudente.

Ya sabes a que me refiero… nunca os enfadáis el uno con el otro, nunca levantáis la voz… se que no pensáis lo mismo acerca de muchas cosas porque os he oído hablar y debatir hasta las tantas. Habéis discutido alguna vez??

No… ya sabes que no. Hace años que estamos de acuerdo en lo verdaderamente importante. Siempre lo estuvimos… Bo bajó los dos escalones que separaban el porche de la hierba, se acercó a ella y le dijo al oído: Sabes qué es lo realmente importante para que una pareja funcione??

Si; creo que los dos pensáis que lo más importante es la lealtad; no?? Lo afirmó con total seguridad, a pesar del interrogante al final de la frase.

Claro… Claro… la lealtad, por supuesto que la lealtad es muy importante. Pero para ser leales es necesario ser éticos y para eso hay que saber que es la lealtad y la ética. Saberlo, aunque no se sepa definir, practicarlo… Pero sobre lo que tu me preguntas ahora, lo más importante es el respeto… respetar al otro. No basta con amar; muchas personas se aman pero no se respetan; parece una incongruencia pero no lo es tanto, de hecho, durante muchos siglos los varones no sentían ningún respeto por las mujeres¡! cómo mucho, respetaban a su madre, pero ese era un respeto impuesto por la costumbre, por las normas sociales… no era un respeto nacido de la ética y de un verdadero sentimiento de igualdad. Entiendes?? 

Siempre me habéis dicho que hay que respetar a todas las personas, incluso a las que nos caen mal, incluso a las rematadamente tontas, a las malas personas. Me resulta difícil a veces respetar a los imbéciles, a los presuntuosos, cuando me cuesta mucho opto por mantenerme lejos de ellos; aunque siento que esa también es una forma de no respetarles.

De qué habláis?? Alex les había alcanzado cuando ellos ya habían comenzado a caminar; se colocó al otro lado de Valeria y acompasó la zancada para mantenerse a la altura de ellos.

Valeria quería estar segura de que nosotros nunca discutimos… y mientras lo decía cruzó por delante de las dos mujeres, se colocó al lado de Alex y tomó su mano. – No vamos a perder las buenas costumbres porque la niña haya decidido venir con nosotros, verdad?? ellas le miraron… Alex sonrió y apretó la mano de él…

No por favor¡! no os cortéis… podéis besaros si os apetece. Haced como si yo no estuviese aquí. Valeria dibujó una sonrisa pícara y empleó un tono condescendiente, casi burlón.

No hagas caso Valeria… en realidad lo hace por no perder el equilibrio. Siempre le ha gustado caminar de la mano, tiene un trauma infantil, sabes?? su mamá nunca le cogía de la mano. Alex apretaba muy fuerte la mano de Bo mientras le tomaba el pelo. Era algo que le encantaba hacer… era algo que a él le gustaba que hiciera. Valeria sabía cómo iba a acabar aquello… si ella mostraba sorpresa por las palabras de su madre; ellos dos acabarían riéndose de su asombro. Por eso lo hizo¡! abrió mucho los ojos, arrugó la frente y miró a Alex con gesto de reprobación…

Alex¡! qué dices?? Bo no tiene traumas¡! O si Bo?? Valeria intentó sacar partido de la situación y ensayó aquella nueva técnica: preguntar algo que ya creía saber…

Uhmm no es tan fácil Valeria, no es tan fácil responder a eso… Bo adoptó un tono muy serio y a Valeria se le borró la sonrisa. – En realidad uno a veces no sabe que tiene un trauma hasta que encuentra la solución o la forma de compensar esa carencia (a veces es exceso…). Yo no me crié con mi mamá, y quizá por la tuya tuvo que suplir alguna de esas carencias… pero te aseguro que lo hizo muy bien¡! Y ambos estallaron en una carcajada acompasada, casi planeada.

– Valeria sonrió. Una vez más la habían atrapado… era difícil jugar con ellos a aquel juego… estaban demasiado compenetrados, tenían mucha experiencia, hacían trampas. Pero cada día los entendía mejor. Adoptó un gesto ofendido, pero lo hizo para que ellos sintieran que habían ganado. No se sentía ofendida en absoluto, pero sabía que ahora ellos le compensarían¡! la basarían, la abrazarían y… seguirían riéndose, claro.

En realidad no he querido venir con vosotros para que os lo pasaseis de miedo a mi costa. Lo dijo intentando mantener el todo ofendido aunque sabía que era imposible, ellos dos le besaban las mejillas y la apretujaban y, acabaría riéndose ella también. Vine porque quería preguntaros alto importante

Mi niña… de qué se trata??. Alex apretó la mano de Bo y los dos abandonaron la broma. Con esa sencilla frase había logrado captar su atención¡! –Dinos de qué se trata?? 

No se qué camino tomar el próximo curso… tengo que escoger algunas asignaturas. Muchas compañeras de clase ya saben a qué universidad irán¡! Algunas, incluso el chico con el que querrían casarse¡! Me molesta no tener claro casi nada

Mi niña… no tengas prisa ni en lo uno ni en lo otro. En serio… eres muy joven. Y sobre todo, no te dejes influir por lo que piensen o hagan tus compañeras. Tu intuirás que camino tomar y ese será el bueno; verdad Bo?? Alex miró a Bo… sabía que en eso estaría de acuerdo pero quería que lo dijera.

Sí, eso he creído siempre. Eso he hecho siempre; seguir mis propias intuiciones, mis sueños. No te preocupes Valeria… Es normal que no tengas claro casi nada ahora mismo. Lo que no es normal, ni adecuado es que esas compañeras tuyas, a su edad tengan tan claro todo eso que dicen tener claro¡! Bo se sentó en un largo muro que les separaba del agua, se frotó en mentón, esperó a que las dos mujeres estuviesen sentadas y continuó – Lo único que puedes tener claro ahora es esto: “tienes que alcanzar tu propia independencia”, es primordial que seas independiente porque eres mujer¡! No importa a qué vayas a dedicar tu vida, en que vayas a trabajar, ya decidirás eso cuando llegue el momento y llegará, no lo dudes; por ahora sólo tienes que tener claro eso: que has de lograr ser independiente, que tu sustento dependa de ti, que nadie pueda nunca obligarte a llevar una vida que no quieres. Eso es lo importante¡!

Tu has tenido la suerte de nacer en un tiempo en el que todo eso ya no es imposible para una mujer… No faltaban matices de cierta tristeza en las palabras de Alex. – No será fácil, nunca es fácil para una mujer pero… ahora no hay imposibles. Lo lograrás

– Valeria les miraba atentamente. Sabía que se pondrían serios, pero no imaginaba tanta transcendencia. Estaban realmente emocionados…

Mira Valeria… desgraciadamente, bastantes de esas compañeras tuyas que “ya saben a qué universidad irán y con qué chico se casarán”; nunca lograrán terminar una carrera universitaria¡! algunas, ni siquiera irán a la universidad… Algunas puede que se casen con el chico que dicen pero; ahora no saben, no pueden saberlo, que ese chico cómo marido puede ser un monstruo¡! Bo, cogió la mano de Valeria, necesitaba apretarla, notar su contacto, traspasarle la ternura que no tenían las palabras que estaba pronunciando…

Sí… bastantes de esas niñas serán madres antes de su tiempo y perderán su libertad. Perderán la libertad de elegir su vida. Perderán su independencia y, muy pocas, lograrán recuperarla después. Alex puso, sin quererlo, demasiada amargura en estas palabras…

Gracias… pero todo eso ya lo sabía. No os preocupéis, no seré madre antes de que yo decida serlo¡! Ni me voy a buscar un marido que me mantenga. Vosotros ya me habíais enseñado eso antes de que fuese al colegio… Sólo me preocupaba no sentir una especial preferencia por una asignaturas u otras. Valeria no lo dijo para calmarles, ella era consciente de que su libertad dependía de su independencia; pero lo cierto es que les calmó. Alex volvió a tomar la mano de Bo y a apretarla mucho. – Tengo que regresar a casa, vosotros podéis quedaros aquí, se que os gusta estar solos aquí… pero regresar antes de que anochezca, eh¡! tendré hambre y quiero cenar eso que Bo tiene en el horno… Y mientras decía esto se alejó sonriendo.

CRÉDITOS: “Valeria podría haber nacido diez años antes“… eso he pensado muchas veces en estas últimas semanas, mientras escribía estos capítulos de su vida. Pero no sucedió. Nació cuando Alex y Bo se encontraron (por casualidad¡!), se enamoraron, se amaron, se juntaron “y en sus mentes nació el deseo de enderezar algo que el destino había torcido“. Aún no tengo permiso para contar esa parte de la historia que comienza con el “primer amor” de Alex y el primer viaje de Bo; por eso el capítulo I comienza allí donde comenzó…  y ahora he de seguir un poco más; sin embargo, en algún momento retrocederé hasta donde pueda para que aparezcan como lo que son: una verdadera y auténtica mujer y un hombre que si ama a las mujeres¡!

Todos los contenidos son originales. Pertenecen a Alex y a Bo. Ellos han autorizado su publicación bajo la licencia que se especifica al pie. Valeria está encantada de haber nacido y de que yo cuente sus cosas…

AVISO (general): este post contiene material que puede herir la sensibilidad de humanos adultos (para los niños y adolescentes sin programar, es inofensivo). Es posible que algunas personas vean “pornografía” en las imágenes aquí reunidas, así que los “ultrareligiosos” deben abstenerse de mirarlo. Por otra parte, los textos siempre se refieren a la mujer en un plano de igualdad o superioridad al varón¡! y este concepto es contrario al que mantienen todas las religiones monoteístas.

Mujeres y varones debemos aspirar a ser legal y socialmente iguales; porque, siempre seremos biológicamente diferentes¡! Y es en esa diferencia donde hemos de realizarnos como individuos y si lo deseamos, alcanzar el inmenso goce de complementarse, de colaborar¡! Hagámoslo¡!

Este texto está licenciado bajo Creative Commons, pero este licenciamiento no alcanza a los contenidos externos. Los autores de los contenidos adicionales han sido mencionados y enlazados; además las imágenes son atribuidas a sus creadores en los enlaces que figuran al pié de cada una de ellas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Si lo que tienes que decir es importante, escríbelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s