Desamor, desesperanza, desesperación…

Patricia Ramírez: El desamor... y cómo hacerle frente
El “duelo” debe ser corto

No podemos obligar a estar a nuestro lado a una persona que no nos ama, ni podemos obligar a alguien a que nos quiera, pero sí podemos obligarnos a nosotros mismos a amarnos más, a estar pendientes de nuestro bienestar, de nuestra felicidad. Eso no lo conseguiremos hasta que no dejemos de centrarnos en lo miserables que nos sentimos por el abandono de la pareja. La vida sigue después de ese hombre o de esa mujer“.

Poco crédito suelo darle a la psicología como “ciencia” y menos aún a la gente* que la ejerce; a excepción de aquellos que se dedican a la investigación y que han demostrado “científicamente” o de forma cercana al método científico sus descubrimientos. Hablo de unos pocos como Philip Zimbardo, Stanley Milgram, Albert Bandura, Leon Festinger y todos los que profundizaron en la Psicología Social desde Kurt Lewin en adelante y otros como Erik Erikson que trabajaron en el campo de la Psicología Evolutiva.

Pero… soy consciente de que, a pesar de lo poco que en nuestras universidades se enseña sobre psicología, más allá de los errores de Sigmund Freud; algunos humanos tienen una capacidad especial para la psicología¡! como otros la tienen para otras disciplinas (se le dice: un Don); y cuando estas capacidades se unen con un nivel muy alto de empatía y ganas de mejorar el mundo; aparecen personas como Patricia Ramírez y escriben artículos tan acertados y necesarios como este:

vía Patricia Ramírez: El desamor… y cómo hacerle frente 

Link permanente al artículo de Patricia Ramírez

Dados los niveles de calidad en los contenidos, tanto de los medios de comunicación tradicionales como de los digitales; este artículo “es imprescindible”… y lo que es muy de agradecer: podríamos colgarlo con un avatar magnético en la puerta del frigorífico y leerlo cada mañana.

El texto está licenciado bajo Creative Commons, los autores de los contenidos adicionales han sido mencionados y enlazados; y las imágenes atribuidas a sus autores.